Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

La selección resurge tras la decepción rusa

Con Luis Enrique en el puente de mando, el equipo nacional vuelve a ilusionar al aficionado

Cuando las vísperas cabalgan apresuradas con vistas al retorno de España al Villamarín, las sensaciones que deja el equipo nacional invitan a la ilusión y a la esperanza de que vuelva un tiempo de éxitos. El triunfo de Wembley y las goleadas a Croacia y a Gales dan pie a pensar que el equipo de casi todos volverá por sus fueros y que con Luis Enrique al mando rememorará los éxitos que empezaron con Luis y se agrandaron con Del Bosque.

Luis Enrique ha logrado que el equipo se reflote tras el frustrante Mundial ruso. En Cardiff logró el asturiano volver a enchufar a varios futbolistas para la causa, Bartra y Alcácer respondieron con goles y ya son como unos más de la partida, como lo es el colchonero Rodri como alternativa al magnífico Sergio (no Sergi) Busquets. Era un simple bolo, pero la selección se lo tomó tan en serio que la goleada empezó casi antes de que sus futbolistas empezasen a sudar.

Como ocurrió tras la depresión del 82 con Miguel Muñoz, la decepción rusa la está corrigiendo Luis Enrique por la vía más rápida que el fútbol concede, la de unos resultados no sólo buenos sino óptimos. Y ante selecciones de mucho trapío, lo que hace que el aficionado haya vuelto a enchufarse con el equipo nacional. Y así las cosas, España vuelve a Sevilla para sentir el calor del Jugador número 12 y lo hace para un choque vital frente a los inventores de este gran invento.

Vuelve en lunes, lo que no ayuda al llenazo y es cuando el puente del Pilar haya finalizado. No obstante, puede asegurarse que el calor ambiental no le va a faltar a España, seguro que no. Aunque sea lunes, el Villamarín estará como solía estar hasta aquel día en que Javi Clemente le puso la cruz porque el público demandaba la presencia de Cuéllar. Han pasado veintitrés años y todo volverá a su ser; por lo pronto, el equipo, con Luis Enrique al mando, vuelve a darse a querer.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios