La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Una semanita y ya el Señor en la calle

Será el próximo sábado, una semanita justa lo que falta, y las expectativas se están desorbitando. Todo lo que rodea al Señor del Gran Poder se desorbita y no vea usted lo contento que está mi amigo Javi tras haberse hecho con la floristería de Conde de Barajas enfrente del Sardinero. Desbordadas ya las reservas hoteleras para ver en la calle al Señor de Sevilla, pues si de siempre su tirón ha sido enorme, tras año y medio de pandemia y crujir de dientes más dos Madrugadas sin salir de su Basílica, su poder de convocatoria se ha ido a las nubes. Será el próximo sábado y ya está Sevilla con los pulsos desbocados por ver en la calle a su devoción indiscutible. Dos Madrugadas sin ver venir su zancada es una eternidad y podríamos asegurar que cuando el Cisquero eche a andar será cuando podamos asegurar sin miedo a equivocarnos que la normalidad auténtica ha llegado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios