La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Un solo paso de lo sublime a lo ridículo

Fragmentación indiscutible la que padece la derecha de este país en general y que se acrecienta particularmente en Sevilla hasta llegar a la atomización. Divide y vencerás es la táctica más efectiva para dejar sin opciones al enemigo, pero es que en el caso que nos ocupa no interviene enemigo alguno, sino que se trata de un proceso autodestructivo que nace en las mismísimas entrañas de la cosa. El espectáculo que está dando el PP en general y el sevillano en particular es para que las izquierdas se froten las manos viendo cómo pueden perpetuarse en el poder. Demasiadas cuerdas tiene este violín como para pensar en que pueda sonar adecuadamente más pronto que tarde. De la fragmentación a la atomización que la convierta en simplemente testimonial hay sólo un paso. Es como pasar de lo sublime a lo ridículo, un corto trayecto que se cubre sin esfuerzo alguno.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios