La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El telediario, perjudicial para la salud

Queda claro que ver el telediario es un ejercicio bastante efectivo para el desequilibrio mental. Un telediario es el detonante más concluyente para que al desequilibrio mental se una ingesta nociva. Hay que almorzar antes del engendro o apagar la tele, nunca compatibilizar ambas cosas, ya que el riesgo es indudable y la cosa puede acabar mal, muy mal. Llevamos soportando hace año y medio la información del coronavirus y cada vez que se produce un receso llega un repunte que nos pone los pelos de punta. Sigue el día a día del virus, pero adobado por esas imágenes del aeropuerto de Kabul para un éxodo que creíamos inimaginable en plena adolescencia del Siglo XXI. Cómo el autollamado Primer Mundo ha abandonado a su suerte a los afganos lo vemos con la letra menuda en el telediario y la comida se te hace un bolo que es cualquier cosa menos digerible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios