La ventana

Luis Carlos Peris

Lo de los veinte años es sólo cosa del tango

DICE el tango que veinte años no es nada, pero eso lo afirma el tango, sólo el tango. Veinte años después de la Expo van desempolvándose cuestiones para que, sobre todo, los manes de la nostalgia revoloteen sobre nuestras respectivas verticales. Y entre esos recuerdos que quieren renovarse figura el de Azabache, aquel enorme espectáculo de copla que lideraba Rocío Jurado con la ayuda de dos grandes de las de verdad, Imperio Argentina y Juana Reina. Azabache salió memorable y sólo queda entre nosotros dos de las patas de aquella suntuosa mesa, las madrileñas Nati Mistral y María Vidal, que podían ser consideradas como acompañantes de bastante nivel. Ahora, el papel estelar que desempeñó Rocío quizá le corresponda llevar a Pasión Vega, ese prodigio canoro, con la compañía de Pastora, Diana y el nazareno Lombo, que, como varón, también diferencia al Azabache verdadero, también.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios