¿Lo sabías? Los peores nombres de coches de la historia

Mario Suárez

Envidia de la afición gala

Viendo una corrida en Mont de Marsan he sentido una gran envidia de la afición gala. ¡Qué manera de disfrutar del toreo la de estos franceses! Desde el paseíllo, acompañando el pasodoble a ritmo de palmas para animar a los actuantes, hasta que las cuadrillas se despiden de la plaza, con qué respeto lo viven todo. El tercio de varas, que aquí pitamos desde que el toro llega al caballo, ellos lo observan con expectación para no perderse detalle, obligando a saludar al picador si se desarrolla con la debida pureza. Por si fuera poco, en el tendido se encontraba la mismísima secretaria de Estado de Defensa, mientras que nuestro Gobierno no ha dejado de poner zancadillas a la Fiesta y hasta los ministros taurinos han desaparecido de los cosos para que no lo relacionen con ese mundo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios