GOYA 2023 'Modelo 77', del sevillano Alberto Rodríguez, logra 16 nominaciones a los Goya

Pedro Rodríguez Espejo

Sobre la Hispanidad

Ni glorificación ni críticas interesadas. España no ha sido la única nación colonizadora, ni la primera, ni la última. Todas las naciones han cometido actos condenables, por ello es justo pedir perdón. Yo tengo sobrinos hispano-peruanos y otros hispano-panameños. Y tengo en Estados Unidos un hijo, una nieta y dos nietos. Viajaba a ese continente anualmente, hasta que el Covid lo impidió. Además he cursado estudios sobre América Precolombina y América Colonial. Me parece que tengo cierta información sobre este tema. A principios de este curso, mi nieta, de trece años nacida y residente en California, tuvo que realizar un trabajo en la escuela sobre las atrocidades cometidas por los descubridores españoles. Por lo que yo sé, cuando uno viaja a la América de habla española se puede ver a multitud de personas de rasgos inequívocamente indígenas, que si bien de origen humilde en algunos casos han llegado a los más altos cargos en sus gobiernos. Sin embargo, en mis viajes a Estados Unidos jamás he visto un indio nativo americano. Sólo en el Gran Cañón vi a un grupo folclórico como atracción turística. Antes de la llegada de los europeos existían en Norteamérica millones de indígenas que fueron exterminados por las fuerzas militares norteamericanas. Los pocos que sobrevivieron fueron recluidos en "reservas", realmente "guetos", en los lugares menos productivos del país. Hasta esta últimas elecciones no ha resultado electa una persona de raza india americana.

Además, los que desde Hispanoamérica instan a España a pedir perdón por la colonización y sus abusos, suelen citar a Bolívar como su ideólogo. Pero Bolívar era un descendiente de españoles, rico hacendado, que defendía los intereses de otros descendientes de españoles también hacendados ricos. Los nativos les importaban un pimiento. Mientras las otras potencias colonizadoras se enriquecieron con sus conquistas, España se dejó el oro y la plata americana en la expansión del catolicismo por Europa, enriqueciendo a los banqueros judíos expulsados de nuestro país por los Reyes Católicos y reasentados en diferentes países europeos. Y eso que la Iglesia Católica había obligado a España a ceder los derechos de los actuales territorios de Brasil a Portugal mediante el Tratado de Tordesillas en 1494.

Así que no estoy ni orgullosos ni amargado por la gesta, pero cierta cara de panoli de dimensiones históricas sí se me queda por nuestro papel en este tema.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios