Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Miguel Fernández-Palacios

Sembradores del caos

“Ni en la II Guerra Mundial vi algo así”, comentaba un nonagenario italiano turbado por el egoísmo y la falta de educación y solidaridad que ha traído el desabastecimiento en supermercados de su país por el pánico al coronavirus. En España, lo mismo. En una reacción que algunos califican de humana –digo que será porque la provocamos los humanos– a la inquietante situación que vivimos se suma el despreciable egoísmo insolidario para tornar a la ley de la jungla y arrasar con todo, provocando el caos que perjudicará a la sociedad en su conjunto; enfermos y población vulnerable incluidos.

Debemos seguir las recomendaciones de las autoridades y comprar a un ritmo normal para no desencadenar la profecía auto cumplida. Además, si es un virus pulmonar ¿a qué viene agotar las existencias de papel higiénico? ¿Nos dará diarrea? La mental es evidente. Como el ítalo, también estoy atónito. ¡Y luego denostamos a quienes cruzan fronteras huyendo de la guerra y el hambre! Sensatez y responsabilidad. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios