DIRECTO Toros en Sevilla hoy | Urdiales, Talavante y Luque en la Maestranza

FERIA Novedades y precios de las atracciones en la Feria 2024

La inflación se agrava

La escalada de la inflación subyacente hasta el filo del 5% confirma el contagio de la crisis de precios de la energía al conjunto de sectores productivos

El Índice de Precios al Consumo (IPC) del mes de mayo, adelantado el lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ha puesto de relieve que la escalada de la inflación no sólo es uno de los problemas más graves que afronta la economía española, sino que las medidas que el Gobierno ha puesto en marcha no están sirviendo para contener una subida generalizada de los precios. El dato interanual del IPC se ha elevado al 8,7%, dejando en flor de un día la moderación vivida en abril, con lo que vuelve a su senda alcista. Y aunque la tasa se queda por debajo de la máxima fijada en marzo del 9,8%, lo más preocupante es que la inflación subyacente, la que se calcula excluyendo los precios de la energía y de los alimentos elaborados, no ha parado de aumentar en ningún momento y en mayo se queda al filo de crecer un 5%. Ese crecimiento de 4,9 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2021 supone el mayor incremento en 27 años y, sobre todo, la confirmación de que la crisis de precios de la energía, disparada tras la invasión de Ucrania por Rusia el pasado 24 de febrero, ha contagiado a los demás sectores productivos. Esa alza imparable de precios está advirtiendo de que las medidas del Gobierno, que optó por la subvención en vez de la rebaja fiscal en el caso de los carburantes -en la electricidad sí bajó impuestos-, tuvo un leve efecto inicial que ahora se está diluyendo. El Estado, al tiempo, ha reducido el déficit público porque ingresa mucho más, a costa de disminuir las rentas de la población. Esto está tensionando el diálogo social, con los sindicatos reclamando revisiones salariales que impidan la pérdida de poder adquisitivo y que los empresarios consideran inasumibles. El Banco de España también ha alertado del riesgo de consolidar la carrera inflacionista con fuertes subidas de sueldos. La salida debería ser un pacto de rentas y medidas para contener los precios realmente efectivas. Eso exige una acción decidida de un Gobierno cada vez más desbordado en lo económico.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios