PREDICCIÓN La lluvia se apunta al puente en Sevilla

Un pacto que sería beneficioso para Andalucía

Un pacto entre el Gobierno y el PSOE para salvar los Presupuestos de 2022 le daría una gran estabilidad a Andalucía

Pese a que en un principio levantó una ola de escepticismo, la posibilidad de que Gobierno autonómico y el PSOE pacten los Presupuestos andaluces de 2022 ya no parece algo imposible. La reunión de más de dos horas -demasiado tiempo para un disimulo- entre el presidente de la Junta, el popular Juanma Moreno, y el candidato socialista a las próximas elecciones autonómicas, Juan Espadas, dejó entrever la posibilidad, aunque todavía mínima, de un acuerdo que libere al Gobierno andaluz (PP-Cs) de la presión de Vox. Hay muchas circunstancias que podrían facilitar este pacto para aprobar los Presupuestos. En primer lugar está el hecho, desde luego no menor, que tanto Moreno como Espadas pertenecen a los sectores más moderados de sus propios partidos. Ambos son políticos pragmáticos y tranquilos, que dan más importancia a la seriedad institucional y al bienestar ciudadano que a las luchas ideológicas que actualmente dividen a la sociedad. Pero quizás tengan más peso los intereses políticos de cada uno de ellos. A Espadas le conviene que las elecciones se celebren lo más tarde posible para tener tiempo a darse a conocer en toda Andalucía y a culminar una transición tranquila en el Ayuntamiento de Sevilla. Moreno, por su parte, siempre ha estado muy interesado en fomentar una imagen de político previsible y estable, poco dado a sobresaltos y a cambiar los calendarios oficiales. Pero aparte de esto, ¿qué le interesa a los ciudadanos? Desde luego, la mayor estabilidad posible para afrontar con tranquilidad el proceso de recuperación económica y el aprovechamiento de los fondos europeos. En este sentido, un pacto entre el Gobierno y la oposición para aprobar los Presupuestos de 2022 sería sumamente beneficioso para Andalucía, ya que proyectaría al exterior una imagen inmejorable para los inversores externos. Asimismo, alejaría a ambos partidos de sus extremos y centraría tanto las legítimas políticas de derechas como las de izquierdas. Aún así, el pacto, insistimos, es bastante improbable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios