Provincia

El Ayuntamiento de Guillena quiere comprar la sede de la Policía para evitar el desahucio

  • La Jefatura está en unos locales comerciales que pertenecían a una sociedad municipal que quebró y ahora son propiedad de un banco

La sede de la Policía Local de Guillena, en la calle Echegaray. La sede de la Policía Local de Guillena, en la calle Echegaray.

La sede de la Policía Local de Guillena, en la calle Echegaray. / Juan Carlos Vázquez

El Ayuntamiento de Guillena está negociando la compra de los inmuebles en los que tiene su sede la Policía Local del municipio. Sobre estos locales pende una amenaza de desahucio, ya que son propiedad de una entidad bancaria que se los adquirió a una extinta sociedad municipal. Esa empresa, llamada Diprasa, quebró tras no poder afrontar una deuda de casi 27 millones de euros.

El pasado viernes, un cerrajero enviado por el banco acudió a cambiar las cerraduras de la Jefatura de la Policía Local, así como de un garaje utilizado por los agentes y del juzgado de paz de Guillena. Al ver que estaba a punto de desahuciar a unos policías, el profesional se marchó sin hacer el trabajo.

El Consistorio de Guillena emitió ayer un comunicado en el que reaccionaba a la noticia publicada este domingo por este periódico, negando que hubiera una orden de desalojo o desahucio. Como ya explicaba la noticia, el banco no ha judicializado el proceso al no tratarse de unas viviendas sino de unos locales comerciales que creía vacíos, por lo que no hay ningún expediente de desahucio en marcha.

El Ayuntamiento añade que los locales son la sede de la Policía Local y del juzgado de paz desde hace más de una década, en concreto desde mediados de 2008. Además, indica que el Consistorio no ha recibido ninguna comunicación por parte de la propiedad del inmueble para "iniciar ningún proceso de desalojo o desahucio de los locales". 

Según el comunicado, el Ayuntamiento se ha puesto en contacto vía telefónica con los propietarios, que "han desmentido que el viernes mandaran a Guillena a un cerrajero a cambiar la cerradura". Algo que, sin embargo, el Ayuntamiento sí admite que está recogido en un informe de la Policía Local, si bien en este informe no está plasmada la identidad del cerrajero.

El Consistorio guillenero expone que se encuentra en negociaciones con la propiedad del inmueble para poder llevar a cabo la compra de estos locales comerciales. "Unas negociaciones que todavía se encuentran en curso y que el Ayuntamiento espera que culminen con éxito", añade el comunicado, que dice que la Policía Local está de alquiler en estos inmuebles.

Tanto la Policía como el juzgado de paz continúan prestando servicio con normalidad este lunes durante el horario habitual de atención al público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios