Provincia

Cae el Julio, el delincuente que tenía aterrorizados a los vecinos de Aznalcóllar

  • Se le imputan más de una decena de robos en viviendas y en una ocasión disparó con un arma de balines a un vecino

  • También tiene denuncias por malos tratos y su ex pareja relató hace unos días el infierno que vivió con él

La casa ocupada en la que residió el delincuente hasta hace unos meses, con la puerta ya tapiada. La casa ocupada en la que residió el delincuente hasta hace unos meses, con la puerta ya tapiada.

La casa ocupada en la que residió el delincuente hasta hace unos meses, con la puerta ya tapiada. / M. G.

La Guardia Civil y la Policía Local de Aznalcóllar detuvieron la madrugada de este jueves a J. J. B. D., conocido como el Julio, el delincuente más activo de este municipio. Es un especialista en el robo en interior de viviendas, a las que accede mediante el método del escalo. Se le imputan más de una decena de delitos, muchos de ellos cometidos durante el confinamiento. 

Muchos de los enseres se han recuperado y devuelto a sus legítimos propietarios. Todavía quedan objetos, como herramientas y electrodomésticos, en las dependencias municipales, para que las víctimas de los robos los recojan. Puede que algunas de estas pertenencias hayan sido sustraídas en casas cuyos propietarios no llegaron a denunciar los robos, por lo que el número de delitos es posiblemente mayor.

El Julio solía actuar con un cómplice, con el que entraba a robar en las casas. Esta actividad delictiva había generado una gran sensación de alarma e inseguridad entre los vecinos de Aznalcóllar. Este delincuente ya fue condenado por un intento de robo en un transformador, en la residencia de ancianos del pueblo, en el que resultó gravemente herido al recibir una descarga eléctrica.

Después vivió en una casa ocupada, propiedad de una ONG, que ya ha sido sellada para que no vuelva a meterse nadie en ella. Aquí presuntamente maltrató a la que entonces era su pareja, que estos días ha escrito un mensaje en las redes sociales relatando su historia, aprovechando el Día contra la Violencia de Género. Esta es la casa que aparece en la imagen que ilustra esta noticia.

"Puñetazos, ostias, patadas en todas las partes de mi cuerpo, era asfixiada durante minutos, encerrada sin salir, casi al borde de la muerte, me acabó dejando embarazada a la fuerza, porque si no me amenazaba con matarme. Yo tan sólo era una niña inocente que se encontró con un hombre que supo manipularme y yo le creí. Sufrí dos años y medio de maltratos psicológicos y físicos, a día de hoy sólo me quedan marcas, pero jamás olvidaré ese infierno", explica la víctima de aquellos malos tratos en su mensaje.

También ha cometido presuntamente numerosos robos en el cementerio, donde llegó a amenazar al sepulturero con una pistola de balines. Con esa arma disparó contra un vecino al que robó en su casa, al que causó una herida en la frente. Tras este periodo en la casa ocupada, se trasladó a otra zona de Aznalcóllar, que se conoce como las Tres Mil Viviendas.  

El arresto se produjo durante la madrugada, después de que el sospechoso evadiera hasta entonces todos los requerimientos de la Justicia. Se organizó un gran despliegue policial compuesto por miembros de la Guardia Civil del puesto de Aznalcóllar, agentes de la Usecia y la Policía Local del municipio. En esta operación conjunta fue detenido el Julio, que permanece en las dependencias de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial. 

Con esta detención, Aznalcóllar continúa su lucha contra la delincuencia. El pasado 18 de noviembre, la Guardia Civil detuvo a 19 personas en una importante operación contra el narcotráfico en el pueblo, en el que se desmantelaron seis puntos de venta de drogas y se incautó una gran cantidad de heroína, cocaína y otras sustancias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios