Provincia

Jefes, directores y asesores serán los primeros en volver al trabajo presencial en la Diputación

  • En la primera fase también se incorporará parte de la plantilla que no ha podido ejercer con teletrabajo

  • El resto lo hará en la Fase III, a partir del 8 de junio, si no se producen novedades

  • Las medidas se han aprobado por unanimidad en el Comité de Seguridad y Salud Laboral

La sede central de la Diputación, en la Puerta de la Carne, aunque la corporación cuenta con más centros de trabajo. La sede central de la Diputación, en la Puerta de la Carne, aunque la corporación cuenta con más centros de trabajo.

La sede central de la Diputación, en la Puerta de la Carne, aunque la corporación cuenta con más centros de trabajo. / José Ángel García

La Diputación Provincial de Sevilla prepara ya, como otras administraciones, la progresiva vuelta al sistema presencial de trabajo en los distintos servicios y áreas, según unos parámetros que se negociaron y aprobaron por unanimidad en el Comité de Seguridad y Salud Laboral, que se celebró el pasado día 4 de mayo.

Ello se ha plasmado en otra resolución, que contempla que, con el inicio de la Fase I de la desescalada, el próximo lunes 11 de mayo, se producirá la reincorporación gradual del personal que ocupe puestos de especial responsabilidad en la corporación, como directores generales, subdirectores jefes de servicio, directores de centros adscritos, adjunta al Letrado Jefe, habilitados y habilitadas de carácter nacional de carácter directivo.

Además del desempeño de sus funciones habituales, este personal preparará también la alternancia en la reincorporación del resto del personal al desempeño de las tareas esenciales en sus servicios o centros y en sus áreas respectivas. También está fijado que, a partir del 11 de mayo, se produzca la reincorporación gradual en la sede provincial del personal eventual, es decir, de los cargos de confianza, como asesores o secretarios adscritos a los grupos políticos y a las áreas de gobierno.

Los centros de trabajo abrirán hasta las 21:00, para flexibilizar las jornadas y escalonar el uso del transporte público

A partir del martes 12 de mayo, se producirá la incorporación del personal que estos días no ha desempeñado sus funciones ni de forma presencial o por teletrabajo, de acuerdo con las directrices que fijen las direcciones de área y jefaturas de servicio o centros.  El personal que ha seguido realizando sus funciones de manera presencial, se mantendrá igual.

Será a partir del inicio de la Fase III de la desesescalada, que será el 8 de junio si no hay novedad, cuando comenzará a producirse la reincorporación, alterna y gradual, del personal que hasta el momento no estuviera prestando servicios de manera presencial.

Requisitos para volver

En toda esta vuelta a los puestos de trabajo deberán cumplirse, según lo establecido  en el Comité de Seguridad y Salud Laboral, todas las medidas de prevención y seguridad.

Habrá que mantener la distancia de seguridad interpersonal de dos metros, utilizar mascarillas cuando no sea posible respetar esa distancia y proceder asiduamente a la limpieza de manos.

También hay que establecer limitación de aforos en los espacios donde se requiera, reforzar la limpieza y desinfección, acentuar las medidas de limpieza del ambiente actuando sobre los sistemas de ventilación, fijar en las reuniones de trabajo una separación de 2 metros entre los presentes y, en el caso de las acciones formativas que no puedan impartirse de forma telemática, limitar el aforo al 50% en esos grupos.

Flexibilización de la jornada laboral

Según ha informado la Diputación en un comunicado, junto a esta planificación de reincorporación gradual, también se ha previsto y autorizado la flexibilización de la jornada laboral para evitar al máximo cualquier riesgo para la salud de los empleados y empleadas de la Corporación.

Para ello, los centros de trabajo de la Diputación permanecerán abiertos hasta las 21:00 horas, de lunes a viernes, aunque se recomienda la jornada continuada.

Se trata de una medida que busca limitar el uso de transportes masificados, facilitar la conciliación del personal, eliminar los riesgos y tener en cuenta las circunstancias de familia monoparental con hijos menores de 12 años a cargo.

En opinión del presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, "a la vista del desarrollo y evolución de la crisis sanitaria, nos sumamos a las medidas para la reincorporación progresiva y gradual a la prestación presencial de los servicios que ya han adoptado otras administraciones, tanto a nivel nacional como autonómico".

La iniciativa, según se insiste desde la Corporación, está en consonancia con las directrices a llevar a cabo en los centros de trabajo dependientes de la Administración General del Estado consecuentes con el Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad que ha dictado la Secretaría de Estado de Política Territorial y Función Pública y con otras similares que también ha tomado la Junta.

Excepción para personas en contacto con contagiados

Atendiendo a ese mismo marco normativo, en el caso de la entidad provincial tampoco se producirá la incorporación al trabajo, en ninguna de las modalidades, del personal que esté en situación de incapacidad temporal por el virus, con sintomatología de COVID-19, o que haya estado en contacto con personas contagiadas.

Por último, el personal docente de los centros educativos propios de la Diputación prestarán sus servicios de acuerdo con lo que disponga la normativa relativa al desarrollo de la actividad docente, emanada del Ministerio de Educación y Fomento Profesional y de la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía. En cuanto a la atención al público, se priorizará la atención telefónica y telemática. No obstante, para el caso de atención presencial será precisa la cita previa y se limitará el aforo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios