Provincia

En 'Ellas' todas tienen algo que contar

  • David Díaz, estudiante de Comunicación Audiovisual, inicia un emotivo proyecto que tiene como protagonistas a las mujeres fontaniegas

  • La homosexualidad, la maternidad, el feminismo o el alzheimer son algunos de los temas principales

David Díaz David Díaz

David Díaz / M.G.

Comentarios 1

Las mujeres de Fuentes de Andalucía han encontrado un sofá en el que sus voces se escuchan y multiplican. Ellas son las protagonistas; abuelas, madres, jóvenes. Ellas es un programa creado por el fontaniego David Díaz, un estudiante de Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla que ve entre los focos y las cámaras su futuro profesional. 

Este joven emprendedor de espíritu inquieto ha invertido sus dos últimos veranos en este primer proyecto

Carmen, David y Rocío Carmen, David y Rocío

Carmen, David y Rocío / M.G.

que ha visto poco a poco crecer y dar sus frutos. Después de su trabajo se ha encontrado con el cariño inmensurable de sus vecinos y el agradecimiento sincero que le brindan estas mujeres que han encontrado en él la oportunidad de poder contar su historia. 

La producción de Ellas se completa con la ayuda de María Gamero, estudiante de Periodismo y Rocío Gómez, actualmente cursando un módulo de escenografía.

El feminismo, la maternidad y sus mitos, la homosexualidad, la Guerra Civil o el alzheimer han sido algunos temas protagonistas en el programa de formato entrevista que este joven comunicador ha diseñado. Bajo el lema Todas tienen algo que contar comenzó la que sería su primera temporada el pasado verano, una secuencia de entrevistas muy personales que tuvo como invitadas a señoras mayores que necesitaban ser oídas.

"No tenía claro si volver a hacer una segunda temporada", admite, "pero poco antes de verano me encontré con una vecina que me dijo tener la necesidad de sentarse en mi sofá, y no pude resistirme". Es entonces cuando comienza Siéntate a sentir, la segunda parte de Ellas. Durante este verano, el tema principal del proyecto ha sido el cambio generacional y la evolución social de las mujeres que se ha podido ver reflejada en la diversidad de invitadas, desde una niña de 17 años que ha hablado de la homosexualidad hasta una señora de 83 que narra sus recuerdos de la Guerra Civil.  

Cartel de la segunda temporada de 'Ellas' Cartel de la segunda temporada de 'Ellas'

Cartel de la segunda temporada de 'Ellas' / M.G.

El decorado de su programa, que se emite a través de un canal por la plataforma YouTube, es "minimalista". Así lo explica el presentador, y es que asegura que su intención era mostrar la sencillez para que el espectador no estuviera pendiente de la ornamentación, sino que todo el protagonismo se centrara en las invitadas. 

Este comunicador explica que entiende la creación de un programa como "tener un niño". "Al principio lo idealizas, lo visualizas, piensas cómo quieres que sea". Asegura que con este proyecto ha sentido unas emociones muy similares. "Y luego llega el día del parto, que para mí es como la premiere", bromea.

Imagen de la entrevista con 'Andalucía Directo' Imagen de la entrevista con 'Andalucía Directo'

Imagen de la entrevista con 'Andalucía Directo' / M.G.

David resalta "la carga emocional que tiene enfrentarse a tres entrevistas seguidas". Relata cómo, protagonista tras protagonista, ocupa su lugar en el sofá y comienza a contar su historia. "Tener que hacerse un nudo en el corazón porque la primera invitada nos ha contado su leucemia e inmediatamente tener esperando a dos hermanas que van a hablar de la enfermedad que acabó con los recuerdos de su padre requiere de una carga psicológica muy fuerte". 

"Cada una de la mujeres que se ha sentado en el sofá me ha enseñado algo único", reconoce emocionado este joven andaluz. Además del enriquecimiento profesional, David afirma que con este proyecto ha entendido que todo el mundo necesita alguna vez en la vida ser escuchado. Un gesto muy sencillo que tiene una gran importancia para quien encuentra en esa conversación una "catarsis". "Mujeres con valentía que se sientan en un sofá para enfrentarse a su pasado y hablar de su futuro", así define a sus invitadas.

El entrevistado reconoce que ha recibido una gran ayuda por parte del Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía. Le han concedido una subvención con la que han podido subsanar gastos como, por ejemplo, la inversión en gasolina cuando se han visto en la necesidad de desplazarse. Francisco Martínez, alcalde de la localidad sevillana, siempre "se ha mostrado muy comprometido", incluso se prestó a comprar la primera temporada para emitirlo en la televisión municipal. 

Imagen de la premiere de la segunda temporada de 'Ellas' Imagen de la premiere de la segunda temporada de 'Ellas'

Imagen de la premiere de la segunda temporada de 'Ellas' / M.G.

Ellas ha trascendido de la localidad fontaniega, ya que uno de sus programas fue reproducido en la Universidad Juan Carlos I de Madrid para una asignatura de la carrera de turismo como estudio sociológico para mostrar la evolución de la mujer. Además, Andalucía Directo acudió a su plató interesados en esta emprendedora idea, algo que David señala con mucha ilusión. 

"Ha sido el reconocimiento de la gente lo que me ha hecho querer seguir cuando se me ha presentado algún problema". "Mis vecinos se acercan y me felicitan, me dicen que se han emocionado, y para mí ese es el mayor regalo. Ya no me importa que no me paguen, yo elegí esta profesión porque quería producir ese sentimiento dentro de los demás". 

Esta iniciativa culminará el próximo 4 de septiembre con la emisión del último episodio. Después de estos dos veranos de trabajo, el fontaniego no tiene pensado continuar con el proyecto. "Quiero salir de mi pueblo, crecer en este ámbito". Entre sus aspiraciones, el entrevistado reconoce tener en el punto de mira un programa de reporterismo. Un nuevo propósito que David soñará como quien idealiza a un hijo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios