Problemas con el suministro de agua

Obras de emergencia para acabar con la turbidez del agua potable en Lora del Río

  • El Ayuntamiento no descarta que el fallo en la maquinaria que la ha provocado sea un "sabotaje"

  • Se va a captar agua del canal de riego del Bembézar para no depender de la presa de José Torán, en la que está el problema

El pantano de José Torán, en el término municipal de Lora del Río, en una imagen de archivo.

El pantano de José Torán, en el término municipal de Lora del Río, en una imagen de archivo. / D. S.

El Ayuntamiento de Lora del Río tiene previsto que se ejecute a lo largo de esta misma semana una obra de emergencia para conectar la red de agua potable del municipio, procedente de la presa de José Torán, con el canal que distribuye la del embalse del Bembézar ya filtrada, habitualmente usada sólo para riego.

La conexión se hará cerca de la depuradora, antes de la distribución en baja, y permitirá reducir la turbidez que se está produciendo desde hace dos semanas en el suministro que llega a los hogares, a pesar de que no ha afectado a los valores que se tienen en cuenta para la potabilidad pero sí a su calidad.

Según ha explicado el regidor, Antonio Enamorado (PP), se ha pedido a la empresa que gestiona el servicio, FCC Aqualia, que la ejecute, pero no se descarta que la haga el Consistorio con carácter de emergencia y de forma subsidiaria. El viernes la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) autorizó el uso del agua de Bembézar por la situación excepcional.

Con un presupuesto de unos 5.000 euros, la obra se hará en dos días, en cuanto estén los permisos y se intentará que no haya que realizar cortes del suministro dado que esas 48 horas es la capacidad que tienen los depósitos.

Las obras se ejecutarán en dos días y se confía en zanjar el problema a lo largo de esta semana

El regidor ha explicado que la turbidez se debe a un fallo en los equipos que, cerca del embalse de José Torán, tratan el agua inyectando permanganato para corregir la elevada presencia de manganeso, un elemento que se acumula en el fondo de esta presa, ubicada en el término de Lora y de la que se abastece sólo este municipio. Cuando en verano baja el nivel del pantano (y este año lo ha hecho más de lo normal, por la falta de lluvias y el aumento del consumo) el agua se trata con el citado permanganato a la salida de la presa, antes de llegar a la depuradora para evitar que el sedimento se distribuya con el agua y, por el contrario, se asiente.

Pero el sistema dejó de funcionar y se paró hace unas dos semanas, sin que saltara a la alarma con la que cuenta. Luego se ha comprobado que es porque la maquinaria estaba en pausa. Se está estudiando si se trata de un fallo o es un "sabotaje", que tampoco se descarta, según el regidor, que aclara que ha pedido a FCC Aqualia que aumente las medidas de seguridad y los controles tras lo ocurrido.

Se confía que utilizando agua del Bembézar, que no tenga manganeso y con la que no haya que utilizar permanganato, se solucione del todo la turbidez. Aún así, el alcalde destaca que en los análisis hechos por Sanidad se ha concluido que el agua es potable, aunque hay vecinos que, en los peores días y en algunas zonas concretas en las que el problema de turbidez ha sido más acentuado, no han podido usar el agua del grifo ni para la colada. El suministro no se ha cortado en ningún momento.

Estos problemas con el agua, se suman a las incidencias que por la escasez de los acuíferos o el aumento del consumo (sobre todo por el llenado de piscinas en casa en un verano sin vacaciones para muchos y con menos piscinas municipales abiertas) se han dado en otros municipios de la provincia, como Castiblanco, la Sierra Sur o El Castillo de las Guardas, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios