Provincia

El testigo clave del asesinato del vigilante reconoce a Dani el Uruguayo

  • Identifica hasta por dos veces al presunto asesino de Jerónimo Luna, al que disparó cuando salía de un banco en el Viso del Alcor en el año 2008

  • La rueda de reconocimiento se ha celebrado entre fuertes medidas de seguridad

La secuencia del asesinato y el rostro del presunto autor del crimen. La secuencia del asesinato y el rostro del presunto autor del crimen.

La secuencia del asesinato y el rostro del presunto autor del crimen.

El testigo clave del asesinato de un vigilante de seguridad en El Viso del Alcor ha reconocido "sin ningún género de dudas" al presunto autor del crimen, Sergio Fernando Lima Moreira, alias Dani el Uruguayo. El juzgado de Instrucción número 2 de Carmona ha celebrado este lunes una rueda de reconocimiento, prueba en la que el testigo ha confirmado que se trata de la persona que vio.

La rueda de reconocimiento se ha celebrado entre unas fuertes medidas de seguridad, ya que Dani el Uruguayo está considerado como uno de los delincuentes más peligrosos de la historia reciente de la provincia de Sevilla. Además de matar al vigilante, tenía ya otras dos muertes violentas en su historial. Ambos asesinatos fueron cometidos en su país natal, Uruguay, uno de ellos cuando era menor de edad. De hecho, en la misma sala en la que se ha celebrado la prueba había cinco guardias civiles armados. 

El testigo lo ha identificado pese a ir con un look muy distinto al que llevaba en el día de los hechos, ocurridos el 15 de julio del año 2008 a las puertas de una sucursal bancaria ubicada en el mercado de abastos de El Viso del Alcor. El testigo ha identificado hasta en dos ocasiones al presunto autor del crimen, del que ha dicho que veía "algo mayor", dado el tiempo transcurrido desde el tiroteo.

Dani el Uruguayo mató presuntamente de un disparo al vigilante de seguridad Jerónimo Luna e hirió de gravedad a su compañero Diego Castillo, que salían del banco con los 100.000 euros que el presunto atracador se llevó. El delincuente pasó varios años fugado de la Justicia hasta que fue detenido por otro atraco a un camionero en el polígono Parsi, motivo por el cual se encuentra cumpliendo condena en la cárcel de Morón de la Frontera.

El atracador ha prestado también declaración ante la juez de Carmona que instruye el caso, a la que ha negado los hechos que se le imputan. Ha asegurado que la mañana del crimen estaba trabajando en el bar de la familia de su mujer, en Montequinto, y que se acuerda justamente porque vio la noticia del atraco en la televisión.

La juez le ha insistido en su buena memoria y le ha preguntado cómo recuerda eso con tanta nitidez pese a que han pasado más de diez años, a lo que el Uruguayo ha respondido que lo sabe bien porque en 2008 nació su hija. Sin embargo, ha tenido que admitir que la niña nació en enero, mientras que el atraco se produjo en julio. La magistrada le ha invitado a que le recordara alguna otra noticia de ese año y no ha sido capaz de decir ninguna.

También ha negado que hubiera manejado nunca un arma de fuego. Cuando la fiscal le ha indicado el motivo por el que se encuentra en prisión (el atraco a un camionero al que disparó cuatro veces, que él admitió), ha respondido que "esa fue la única vez".

En las dos pruebas practicadas este lunes en los juzgados de Carmona han estado presentes las acusaciones particulares, que ejerce la viuda de la víctima, y también la representación jurídica de Prosegur, empresa para la que trabajaba el vigilante asesinado y para la que lo sigue haciendo el herido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios