Real Betis

Diego Lainez se cuela en la escena del Betis

  • El joven mexicano vive ante el Rennes su primer gran día como verdiblanco y asegura que "este tipo de ligas te exige pensar más rápido en espacios cortos"

  • Iguala a Borgetti y Negrete con un gol en su estreno europeo

Diego Lainez, sonriente, durante el entrenamiento del Betis. Diego Lainez, sonriente, durante el entrenamiento del Betis.

Diego Lainez, sonriente, durante el entrenamiento del Betis. / Efe

Nunca olvidará Diego Lainez su estreno en un partido de competición europea. Corría el minuto 27, cuando el mexicano, que se había quedado en el banquillo, fue llamado por Quique Setién para sustituir al lesionado Júnior. Su entrada al campo reactivó al Betis, que a partir de ese momento gobernó el duelo, con Lainez como uno de los principales artífices de esa mejoría. "Siempre estoy a disposición del equipo, para lo requiera el entrenador y dar la mejor versión de mí. Con la calidad de jugadores que hay en este equipo es más fácil", indica con modestia el joven de Villahermosa, con personalidad tanto dentro del campo como también entre los periodistas.

Apenas un mes ha tardado Lainez en cuajar su primer gran día en el Betis. Si en su estreno ante el Girona o en su primera titularidad en San Mamés había dejado detalles de su fútbol, en Roazhon Park, el mexicano ya sí pareció más adaptado al estilo del cuadro verdiblanco. Sus asociaciones con Lo Celso, Canales o Joaquín le dieron profundidad al juego bético, una cuestión clave en la reacción. "Estoy muy contento de este primer mes, venía acá a aprender de la calidad de jugadores que hay tanto en mi equipo como en los otros. Eso me ha ayudado para mejorar en todos los aspectos", indica Lainez, que tiene claro la faceta del juego a la que ha debido adaptarse con mayor celeridad: "Hay que pensar más rápido en espacios cortos, es algo que te exige este tipo de ligas y de jugadores".

Pese a todo, tanto Setién como Eder Sarabia tuvieron más de una conversación con el mexicano durante el partido. "Siempre hay cosas que mejorar, todo futbolista nunca lo tiene todo y hay que avanzar. Me cambié de banda, tenía que estar en la otra, pero fue algo del juego, mi compañero se había quedado en la otra, es algo normal", dice Lainez sobre ese toque de atención de los técnicos, de los que sigue aprendiendo un nuevo estilo de juego, con más combinaciones. "Es algo muy bonito e interesante cómo juega este equipo. Trata muy bien el balón y eso es bueno. No hay dificultades y lo que hay es que seguir trabajando para continuar haciéndolo de esta manera", añade el atacante, que, pese a todo, tiene claro cuál es su mejor cualidad futbolística: " Soy un jugador que busca la pelota, el mano a mano. ¿Las patadas? Es normal y parte del juego. Siempre lo he llevado de la mejor forma, en México también pasaba lo mismo".

La actuación de Lainez tampoco pasó desapercibida en su país. "Muchas felicidades Diego, que sea el primero de muchos", le escribió Ricardo Lavolpe, el técnico que lo hizo debutar con el América a los 16 años, en las redes sociales. El joven atacante, además, igualó dos registros históricos del fútbol mexicano."Diego Lainez iguala la hazaña de Jared Borgetti y Manuel Negrete", escribió ESPN sobre ese debut con gol en una competición europea –Borgetti marcó en su primer partido, un Bolton-Lokomotiv Plovdiv en 2005, y Negrete anotó para el Sporting Club ante el Akranes en 1986–. Incluso Lainez se convirtió en el segundo mexicano más joven en marcar, con 18 años y 250 días, justo detrás de Giovani dos Santos, que lo consiguió con 18 años y 215 días. "Este gol va para mis papás, mi hermano y toda mi familia", asegura sonriente Lainez, con esa espontaneidad propia de la juventud.

Diego Lainez celebra su gol junto a Lo Celso. Diego Lainez celebra su gol junto a Lo Celso.

Diego Lainez celebra su gol junto a Lo Celso. / Efe

Poco ha tardado el joven mexicano en ganarse el reconocimiento de los béticos. "Todos me han apoyado desde que llegué, han estado contentos con mi fichaje y así me lo han mostrado. Estoy muy satisfecho por ellos, que siempre me dan sus muestras de cariño", indica Lainez, un jugador acostumbrado a superar esos registros de precocidad. Con el América tardó 521 días en anotar su primer tanto, tras debutar el 1 de marzo de 2017 en un partido de la copa mexicana y conseguir marcar el 4 de agosto de 2018 en un duelo liguero ante el Pachuca; con el Betis no ha llegado ni al mes, después de estrenarse el pasado 20 de enero ante el Girona y conseguir su primer tanto el jueves en Rennes.

La propia UEFA destacó el gran partido de Lainez y lo introdujo en el once de la jornada de la Liga Europa, en el que también aparece su compañero Giovani Lo Celso. Vukovic (Genk); Coufal (Slavia de Praga), Luyindama (Galatasaray), Pernica (Viktoria Plzen), Azpilicueta (Chelsea); Pedraza (Villarreal), Lo Celso (Betis), Barkley (Chelsea), Lainez (Betis); Callejón (Nápoles) y Sobrino (Valencia) formaban ese equipo inicial elegido por el organismo europeo, en el que ya coló Lainez tras su gran aportación en el terreno de juego. Serra apostó fuerte por su contratación y el joven mexicano ha tardado poco en responder a esa confianza. En Rennes, Lainez ya se metió en la escena verdiblanca dispuesto a seguir acaparando focos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios