Real Betis

En busca del consenso

  • El Betis continúa estudiando un casting de técnicos que empieza a reducirse, mientras Poyet sigue al frente del equipo. El tema judicial está candente en pos de lograr el pacto con Lopera.

Haro, en el Ayuntamiento de Sevilla. Haro, en el Ayuntamiento de Sevilla.

Haro, en el Ayuntamiento de Sevilla. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Comentarios 1

El Betis atraviesa por una situación que, tras perder ante el Villarreal, requería un giro inmediato en el banquillo, pero de momento nada ha cambiado. Antes del partido en Pamplona ante Osasuna, en un acto en el club Antares, el director deportivo del equipo bético, Miguel Torrecilla, hablaba de un plan B, pero los verdiblancos ganaron y el técnico uruguayo siguió en el banquillo. Luego, se produjeron las derrotas frente al Espanyol y la del pasado domingo, y el actual inquilino del banquillo heliopolitano parecía tener las horas contadas, pero continúa entrenando -hecho incomprensible-, a la vez que la entidad verdiblanca le sigue buscando un sustituto.

Hasta ayer, nadie en el Betis se había pronunciado públicamente, y tras el acto de presentación del partido Champions for Life 2016 el presidente, Ángel Haro, dijo lo siguiente de forma breve: "Estamos valorándolo, y que los béticos estén tranquilos, que estamos trabajando por ellos". Todo, en referencia a la situación del equipo, sin pronunciarse nada al respecto sobre cuál será del futuro de Poyet.

Las palabras de Haro dieron ya a entender que el actual entrenador del Betis tiene las horas contadas, mientras que Torrecilla, el presidente y el vicepresidente, José Miguel López Catalán, buscan un nuevo entrenador de consenso. Así, el casting continúa, aunque ha empezado a reducirse. Técnicos como Javi Gracia y Manuel Pellegrini habrían perdido fuerza por el hecho de que supondrían un alto coste para las arcas béticas, aunque en el club de Heliópolis, sotto voce, manejan la idea de traer un técnico con cartel. Esto reduciría otras opciones como las de Rubi o Luis García Plaza, quien ve con muy buenos ojos la opción de entrenar a los verdiblancos, estando muy presentes otras posibilidades como las de Míchel o Merino, pues el linense es muy del gusto de buena parte del consejo, aunque de llevarse a cabo su contratación la figura de Torrecilla quedaría muy tocada, pues llegaría un entrenador al que descartó en verano y que 11 jornadas después regresaría al cargo. Por eso, en estos momentos, la opción de Merino es lejana, pero no está descartada.

Otro de los nombres vinculados al Betis ha sido el de Gregorio Manzano, pero el técnico jiennense, recién de llegado de China, no ha recibido ningún tanteo por parte del cuadro heliopolitano. Es el mismo caso que el de Lorenzo Serra Ferrer, nombre surgido del entorno bético, aunque nadie de la entidad heliopolitana se ha puesto en contacto con el balear, una figura muy querida por el beticismo que no termina de convencer, como entrenador, a los principales rectores del conjunto verdiblanco.

La lista de candidatos ha empezado a reducirse y se busca un consenso absoluto en la elección de un nuevo técnico que sea capaz de revertir la situación actual del Betis. Todo, sin olvidar que si éste no llegase antes del partido ante Las Palmas el ambiente sería todavía más irrespirable.

Paralelamente, siguen los contactos entre las diferentes partes que intervienen en el pacto, sobre todo entre la cúpula dirigente bética y la parte de Manuel Ruiz de Lopera, pues, además de lo deportivo, el asunto judicial sigue activo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios