Betis

Pau se sube al bote de la exigencia

  • El meta se muestra autocrítico y no pone excusas ante el momento del cuadro verdiblanco

Pau, ayer en la embarcación verdiblanca para la Regata Sevilla-Betis. Pau, ayer en la embarcación verdiblanca para la Regata Sevilla-Betis.

Pau, ayer en la embarcación verdiblanca para la Regata Sevilla-Betis. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Pau López fue el representante de la primera plantilla del Betis en el acto que el club verdiblanco tuvo, en el Club Náutico de Sevilla, con sus remeros de cara a la Regata Sevilla-Betis de este fin de semana. Y a la conclusión del mismo, el cancerbero catalán atendió a los medios de comunicación lanzando un mensaje autocrítico cargado de exigencia y sin excusas, reflejando la realidad.

No pidió paciencia en ningún momento y se mostró comprensivo con el comportamiento de la afición al ser cuestionado por el runrún de la grada, como se pudo comprobar en el último encuentro ante el Celta: "La gente, y más aquí en el Betis, es así. Cuando vienen 50.000 personas es porque la gente aquí es diferente. Para lo bueno y para lo malo. Es gente que vive mucho el fútbol, que ama al Betis. A la gente es a la última a la que le podemos decir algo, porque está en todos los partidos, en todos los días de la semana. Ellos pueden exigirnos cosas porque ellos nos responden cuando están en el campo. La afición se enfadará porque los resultados no son los que quieren, pero no porque el equipo juegue a una cosa u otra".

Una cuestión de ganar, indica el meta del cuadro verdiblanco, que fue claro a la hora de analizar lo que sucedió ante el cuadro vigués: "No hace falta estar los 90 apretando, lo importante es ser inteligentes. Cuando no se puede apretar porque está cansada la gente hay que meterse atrás, encerrarse, como nos hacen a nosotros muchísimos equipos".

Una visión compartida por muchos aficionados béticos, críticos con la lectura de partido que hizo Quique Setién y su segundo el pasado domingo. "Está claro que nos equivocamos en ese sentido. El equipo siguió apretando arriba, Aspas nos creó problemas de mediapunta y al final llegó el 2-1 en una jugada un poco aislada. Sabemos que lo hicimos mal y esperamos que nos sirva para el futuro, cuando las cosas vayan mejor, de cara. Al final hay que analizar todo el partido. Hicimos cosas muy bien, pero al final pesa el resultado y no puedes dejarte remontar un partido así en casa", indicó Pau, que volvió a incidir en la importancia de ganar para abandonar la mala racha que atraviesa su equipo, sin dejar la forma de jugar implantada por el preparador cántabro: "Es verdad que no nos gusta la sensación en la que está el equipo ahora, porque nos gustaría ganar más partidos y estar más arriba, pero no es un tema de estilo, sino de que la pelota entra o no. Al final sabemos a lo que jugamos. Esa jugada del 1-0, en concreto, se nos dio bien. El equipo sabe a lo que juega, sabemos lo que quiere el míster. Setién juega así y va a jugar así toda su vida. Nosotros estamos a muerte con él. Hay que ir corrigiendo cosas, como pasa en todos los equipos, pero tenemos claro cuál es nuestra forma de jugar y que va a ser así hasta el final".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios