Betis | Europa League

Setién, el jefe con exigencia en el ‘Eurobetis’

  • El técnico bético no quiere relajación ante el Dudelange de cara a conseguir un triunfo en el camino a recorrer para pasar la fase de grupos

  • "Al Milan le costó superarlo", avisa el cántabro, que afronta la cita con la "máxima seriedad"

Setién, pensativo durante el entrenamiento de ayer en el Benito Villamarín. Setién, pensativo durante el entrenamiento de ayer en el Benito Villamarín.

Setién, pensativo durante el entrenamiento de ayer en el Benito Villamarín. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Regresa hoy al Benito Villamarín el fútbol del Viejo Continente. Atrás quedan años de mediocridad, con el amargo recuerdo de aquella última temporada (2013-14) en la que el Betis jugó la Liga Europa y acabó perdiendo la categoría. Ahora, los tiempos han cambiado, la ilusión es máxima, el beticismo exige para que el hecho de que su equipo esté en Europa sea una sana costumbre para lo que debe ser un club como el verdiblanco, y en el vestuario hay hambre de cosas importantes, de tocar plata.

Por eso, y a pesar de que el rival no sea muy atractivo, el Dudelange, la cita de esta tarde-noche en la Palmera es importante para los heliopolitanos de cara a dar un pasito más en la lucha por ir más allá de la fase de grupos y, por qué no, soñar. Y así lo expresó Quique Setién en la rueda de prensa previa al choque: "Lo que hicimos el año pasado empiezas a disfrutarlo ahora. Ya lo hicimos en Atenas. Ahora viene el Dudelange y son tres puntos importantísimos que seguro nos van a ayudar a mantener la ilusión, estar ahí y seguir creciendo como equipo. Espero que se convierta en algo habitual y podamos seguir disfrutando posteriormente después de la fase de grupos, la cual confiamos en pasar".

El entrenador bético explica que la posesión sirve para buscar el gol y no pasar apuros atrás

El mensaje del entrenador del conjunto verdiblanco fue claro y conciso: no quiere relajación. El cántabro quiere a todos sus jugadores enchufados y confía en ellos para lograr la primera victoria dentro del grupo: "El fútbol siempre hace regates inesperados y te llevas sorpresas que no esperas. Ya les he advertido a los futbolistas que no me gustaría tener que cambiar a ninguno a los diez minutos de partido. Es una advertencia sin más, pienso que seguiremos en esta dinámica. No tengo motivos para pensar que mis jugadores se vayan a relajar. Máxima seriedad. Podemos pensar que es un equipo débil, de una liga menor, pero le ha costado a todo un equipazo como el Milan superarlo y ha pasado tres fases para estar aquí y en una de ellas ante un equipo con relevancia. Es un equipo que juega bien al fútbol, que tiene mecanismos que nos pueden generar problemas. Lo afrontamos con la máxima seriedad y exigencia".

Y para poder batir al Dudelange, Setién tiene muy claro el camino, seguir con la idea implantada en el Betis, explicando nuevamente el uso de la posesión por parte del cuadro verdiblanco: "La posesión en sí misma es intrascendente. La posesión es un medio para llegar a un fin, que es hacer gol y que no te lo hagan. Lo normal es que los equipos rivales tengan su posesión, pero, si nos la ceden, nosotros estamos más cómodos. Tenemos el balón y alejamos al rival. Pero el objetivo de la posesión es acabar las jugadas de la mejor manera posible. Mientras no vemos huecos, el equipo retiene el balón. Los rivales se meten en el área y esperan. Cuando el rival se abre, no necesitamos dar pases a los lados, sino que finalizamos con toda prisa. La posesión en sí misma no nos vale para nada".

Además del estreno de la temporada europea en el Villamarín, el buen inicio de Liga de los verdiblancos no está pasando desapercibido, y Setién confía en su equipo para estar ahí en la zona noble en el tramo final de la temporada, con el mismo guión del curso pasado: "No sé realmente lo que vamos a dar de sí. Estamos demostrando ser mejores que el rival, pero no estamos metiendo goles, nos está costando finalizar los partidos. Eso no sé si se va a mantener. También hay que tener en cuenta el nivel del resto de equipos. En teoría, hay cuatro o cinco equipos que, por potencial, tienen que estar ahí. El Valencia, el Sevilla, el Celta, el Athletic, la Real Sociedad… Podemos pensar también en el Getafe, que es muy difícil ganarle. Y siempre aparece algún equipo que no se espera. No me gusta sacar conjeturas anticipadas, lo veremos a lo largo del campeonato. Si seguimos así, en juego y ocasiones, pues seguramente podremos estar ahí con esos equipos compitiendo hasta el final, que es la parte decisiva. Eso es lo que nos pasó el año pasado. Ganamos siete partidos al final y tuvimos algo de suerte, que también influye".

Hambre, unión afición y plantilla... muchos ingredientes para que el beticismo se ilusione con la vuelta de su equipo a Europa, una exigencia en Heliópolis.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios