Real Betis

La derrota en un derbi como gran acicate para el Betis

  • No es la primera vez que el equipo verdiblanco reacciona enlazando victorias tras caer con el Sevilla

Mateu Lahoz expulsa a Guido Rodríguez en el reciente derbi.

Mateu Lahoz expulsa a Guido Rodríguez en el reciente derbi. / Antonio Pizarro

Un curioso paralelismo se revela entre el Betis de Pepe Mel de la 2012-13, uno de los mejores de este siglo, que se clasificó para Europa con sus 56 puntos gracias su séptima plaza final, y el equipo que hoy luce tercero en puestos de Liga de Campeones gracias a su trabajo bajo las directrices de Manuel Pellegrini: ambos asimilaron el duro revés que supone perder un derbi para reaccionar de la mejor manera, enlazando victorias.

Aquel Betis de hace nueve campañas ya encajó en noviembre de 2012, jornada 12ª, un muy doloroso 5-1 ante el Sevilla de Míchel en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Y sin embargo, a la jornada siguiente fue capaz de hacerse perdonar ante su afición con un 1-0 ante el Real Madrid gracias a un latigazo de Beñat a los siete minutos, acto seguido ganó al Deportivo un partido trepidante en Riazor (2-3, con un tirazo desde fuera del área de Joel Campbell para la ventaja definitiva) y, tras caer ante el todopoderoso Barcelona del mejor Messi por 1-2 en Heliópolis, también se impuso al Celta en Balaídos (0-1 gracias a un postrero gol de Jorge Molina) para llegar a la jornada 16ª con 28 puntos.

Y el caso del Betis de Manuel Pellegrini está, lógicamente, mucho más fresco en la memoria de cada bético: tras el 0-2 ante el Sevilla en la jornada 13ª, ha sido capaz de encadenar tres victorias seguidas ante el Elche (0-3), el Levante (3-1) y el Barcelona (0-1) que ha borrado de la mente de la afición esa semana negra que, tras los reveses ante Atlético de Madrid (3-0) y Bayer Leverkusen en Alemania (4-0), culminó con la derrota en el duelo de rivalidad sevillana en el estadio Benito Villamarín. Nada restaña mejor las heridas que los puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios