Betis

Dos expresidentes del Betis y Oliver, a juicio

  • Serán juzgados desde mañana por presuntas irregularidades en la gestión del Betis en 2010

Luis Oliver. Luis Oliver.

Luis Oliver.

El ex consejero delegado del Real Betis Luis Oliver y los expresidentes José León y Jaime Rodríguez-Sacristán serán juzgados desde este martes por presuntas irregularidades en la gestión del club en 2010, hechos por los que la Fiscalía pide cinco años de cárcel para Oliver y cuatro para León.

Si las negociaciones para una conformidad no fructifican o una parte que cambió de abogado hace unos días no pide la suspensión, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla juzgará a siete personas por las comisiones de los traspasos de Mehmet Aurelio al Besiktas turco y Sergio García al Espanyol, que acabaron en empresas ligadas a Oliver, y por los contratos con sociedades también vinculadas al empresario por servicios que no prestaron al Betis.

La Fiscalía solicita cinco años para Oliver, "administrador de hecho" del club tras adquirir las acciones de Manuel Ruiz de Lopera a través de Bitton Sport, y cuatro para León por un delito continuado de apropiación indebida en concurso medial con otro de falsedad en documento mercantil, así como nueve meses para Rodríguez-Sacristán por apropiación indebida.

También pide que los procesados y las empresas involucradas indemnicen solidaria y proporcionalmente al Betis con casi 1,1 millones de euros por el perjuicio que causaron al club, que unos meses después entró en concurso de acreedores.

La asociación Béticos por el Villamarín (BXV) pide hasta diecisiete años para Oliver: seis por apropiación, o subsidiariamente cuatro por un delito societario, y once por cuatro delitos de blanqueo de capitales.

Para León y Rodríguez-Sacristán interesa hasta once años: tres por apropiación, o dos por el delito societario, más ocho por blanqueo.

El Betis, la Liga de Juristas Béticos y Por Nuestro Betis retiraron su acusación tras la firma en julio de 2017 del pacto entre Lopera, Oliver y los dirigentes del club para la venta del paquete mayoritario de acciones.

En su escrito, al que ha tenido acceso Efe, el Ministerio Público recuerda que Oliver negoció la venta de Aurelio al Besiktas y, "con la connivencia" de León, "hizo aparecer como intermediario" a Bastogne Corporación, que recibió 345.000 euros del club.

En cuanto a Sergio García, el Betis contactó con el Zaragoza, al que debía 7.214.285 euros por el fichaje del delantero en 2008, y los clubes, "sin intermediarios", acordaron que los maños ejercieran su derecho de tanteo por 7.080.000 euros y lo traspasaran al Espanyol por idéntica cantidad.

La negociación fue realizada "fundamentalmente" por Oliver con "una leve intervención" de Plácido R.D. a través de Sport Transfer, que cobró 590.000 euros del Betis y transfirió 489.000 a Bastogne, que a su vez usó una parte para satisfacer "obligaciones personales" de Oliver ajenas a su labor en el club, incluidos unos pagos a su exmujer.

También se juzgará el contrato que León, "siguiendo las instrucciones" de Oliver, firmó con Orión a cambio de gestión y asesoramiento y que costó 146.200 euros al Betis a pesar de que ese trabajo "siguió llevándose por empleados" del club.

Oliver, además, "consiguió" que León "asumiera y autorizara" el pago de 35.000 euros a Deleytax por una auditoría sobre el estado financiero del club tras la compra de las acciones de Lopera para así "ahorrarse" ese gasto, que debió ser afrontado por Bitton Sport.

Rodríguez-Sacristán, por último, contrató a Lucerna Technology, "controlada totalmente" por Oliver "a través de testaferros", para el mantenimiento de las instalaciones aun "a sabiendas" de que esa empresa "no iba a realizar función alguna".

El Betis desembolsó 27.614 euros de los que "se aprovechó" Oliver, según la Fiscalía.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios