Análisis

El gran despertar de Borja Iglesias

  • El punta del Betis carga la mochila de la confianza con goles en este 2021 y deja atrás el bloqueo mental para dar paso a su mejor versión

Borja Iglesias celebra su gol al Getafe. Borja Iglesias celebra su gol al Getafe.

Borja Iglesias celebra su gol al Getafe. / Julio Muñoz / Efe

El despertar goleador de Borja Iglesias está siendo sin duda una de las noticias más positivas para el Betis en lo que va de 2021 y también a nivel personal para el delantero gallego, que tras una primera temporada en Heliópolis donde no cumplió con las expectativas que levantó su fichaje, ha comenzado este nuevo año demostrando la pólvora que tiene.

Eso le ha permitido alcanzar en estos momentos un nivel alto de confianza con el que decir adiós a esa situación de bloqueo mental que ya vivió el curso pasado y en el comienzo de éste, siendo ahora todo es distinto en el gran despertar de Borja Iglesias, el gran despertar del Panda.

Las críticas por su bajo rendimiento han dado paso a alabanzas por sus goles y buen trabajo

Ya en los amistosos de pretemporada en Marbella se vieron esas ganas de Borja de cambiar la dinámica negativa de la pasada campaña, siempre arropado por sus compañeros, pero una vez comenzado el campeonato volvieron las malas sensaciones, pese a gozar de bastantes minutos de juego en la competencia con Sanabria y Loren. Sin embargo, el ex del Espanyol nunca bajó los brazos, siguió trabajando día a día y todo empezó a cambiar en aquel encuentro ante Osasuna en Pamplona (0-2), marcando el primero de los dos tantos del triunfo verdiblanco.

No obstante, el gran despertar del Panda llegó en la Copa del Rey, el pasado 26 de enero, con dos buenos goles a la Real Sociedad, definiendo en ambos con calidad para llevar a cuartos de final a su equipo. El vigués sonreía, sus compañeros no dudaron en correr a abrazarlo en las celebraciones de sus tantos y al final del partido. Desde entonces, gol a Osasuna en Heliópolis para darle la victoria al Betis (1-0), gol al Barcelona culminando una sensacional contra con un tiro raso con la izquierda para batir a Ter Stegen (2-3) y el gol el pasado viernes, de penalti, en el triunfo ante el Getafe (1-0).

Pellegrini, como en otros jugadores, está empezando a exprimir al gallego, que no bajó nunca los brazos

Un partido en el que jugó la última media hora y provocó dos penas máximas, transformando él la segunda tras verlo Joaquín, que tenía intención de lanzarlo, con confianza y no dudar en cederle la oportunidad de marcar a su compañero, que engañó en el lanzamiento a David Soria. "Me encuentro bien, me encuentro con confianza, se lo pregunté a Joaquín y me dijo que para delante por la confianza que me veía, aunque a veces a mí también me han parado penaltis", indicó el delantero verdiblanco al final del partido.

Sus números en Liga, en estos momentos, son 16 partidos (574 minutos ) y 4 goles (un gol cada 144 minutos), mientras que el curso pasado, en Liga, fueron 35 encuentros (1.920 minutos) y 3 goles (un gol cada 640 minutos) y 3 asistencias. Guarismos que en este comienzo de 2021 ha mejorado y con 14 partidos ligueros todavía por delante para conseguir más tantos. Goles con los que cerrar definitivamente aquel bloqueo mental que se veía reflejado en el campo y seguir convirtiendo aquellas críticas por su bajo rendimiento en las alabanzas actuales. Es el gran despertar de Borja Iglesias, el gran despertar del Panda.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios