real betis-las palmas

Una máquina engrasada

  • El Betis logra su sexto trofeo Carranza después de vencer a Las Palmas gracias a un brillante Canales, autor de dos goles

  • El equipo de Setién, listo para la competición oficial

El Betis continúa su puesta a punto para el inicio de la temporada. El calendario indica que en menos de una semana el equipo de Quique Setién iniciará la competición de forma oficial ante el Levante en el Benito Villamarín y ante Las Palmas, los verdiblancos afrontaron su último compromiso antes del pistoletazo del inicio de la Liga. Y no pudieron despedirse mejor de los bolos estivales: con el sexto título del Carranza y una goleada a favor.

El partido en Cádiz volvió a demostrar que los jugadores béticos continúan adoptando los automatismos que quiere Setién para su equipo: posesión, presión y paciencia. Una teoría de triple P que los jugadores parecen saberse casi al dedillo ya. Incluso los nuevos, como Pau López, Sidnei, Canales o William Carvalho, comienzan a entonar dentro de la orquesta dentro de lo que quiere el director cántabro. Y eso es bueno, máxime con la ilusionante temporada que se aproxima.

La puesta en escena fue la esperada en el Ramón de Carranza: un Betis dominador de la pelota ante un equipo canario que, sin Rubén Castro en el once, aguardaba bien plantado y posicionado los envites del equipo heliopolitano.

Pocas fisuras se dejan entrever en el sistema bético. Los jugadores ya parecen plenamente adaptados al esquema de tres centrales, que ha dado mucho mejor resultado a lo largo de la pretemporada que cualquier otra propuesta puesta en escena.

La llegada de Sidnei, que terminó tocado, eleva la competitivad de una defensa que se mostró bastante fiable prácticamente durante toda la primera mitad. En la segunda, dos despistes pudieron costar caros. Pero no sólo atrás parece estar completamente adaptado el central, también en ataque. Primero en el flanco izquierdo, y tras la lesión de Javi García pasada la media hora de partido, en el centro de la defensa, sus movimientos eran automáticos.

Fruto de la paciencia llegó el primer gol del partido apenas unos minutos antes del ecuador del partido. Sabían los béticos que los espacios aparecerían gracias a las basculaciones y, tras un balón largo, Francis recibió pegado al lado derecho del área, levantó la cabeza y la puso al punto de penalti para Loren, cuyo disparo rebotó en Deivid, y se elevó lo suficiente para pillar a contrapié a Nauzet y colarse en la portería.

En la segunda parte, el Betis confirmó la superioridad mostrada en en la primera. Apenas dos despistes pudieron costar caros. Uno, tras la salida desde atrás de la pelota jugada que Expósito no aprovechó. La siguiente llegó en una segunda jugada de un córner en la que Mantovani no acertó a batir a Pau López y disparó al muñeco.

Para entonces, el Betis ya podría haber dejado matado el partido. Lo intentaron Guardado tras una buena contra y posteriormente Loren con un remate picado tras un buen centro de Francis. Pero Nauzet supo responder bien a ambas acciones con intervenciones de mérito.

Pero nada más. En apenas cinco minutos, el equipo bético mató las esperanzas de los canarios de obtener un resultado positivo que le permitiera repetir título en el Ramón de Carranza. Dos zarpazos desde la frontal de Canales, el segundo tras impactar en la cara interior del poste, sirvieron para que los de Setién se colocaran con 3-0 prácticamente en un abrir y cerrar de ojos. El cuarto tanto lo puso Brasanac, que sustituyó a un dolorido Francis, después de que Júnior pusiera una pelota al segundo palo.

Cerró con goleada el Betis la conquista de su sexto Carranza. Alegría para Setién, que ve cómo su equipo se parece cada día más a lo que quiere. Aunque las lesiones de Javi García, Francis y Sidnei empañan el triunfo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios