Real Betis Una raya que no se cruza

  • Haro admite que el Betis trabajó en un último refuerzo, pero apunta que encontró obstáculos como el límite salarial

  • El club ha invertido más de 110 millones en incorporaciones en 2019

Haro, durante la presentación de uno de los fichajes verdiblancos de esta temporada. Haro, durante la presentación de uno de los fichajes verdiblancos de esta temporada.

Haro, durante la presentación de uno de los fichajes verdiblancos de esta temporada. / Antonio Pizarro

El presidente del Real Betis, Ángel Haro, repasó en La Jugada de Canal Sur Radio la actualidad de su equipo y cómo ha sido el desenlace del mercado estival. El dirigente dijo estar “razonablemente satisfecho” con las maniobras que ha realizado el club en estos últimos meses. Admitió que se intentó hacer un refuerzo de última hora, pero las cuestiones económicas y el límite salarial lo pusieron difícil. “Tenemos unas obligaciones de pago que hay que satisfacer. Debe ser una gestión ambiciosa, pero responsable”.

La pregunta más esperada apenas tardó en salir: ¿por qué dadas las circunstancias no incorporó el Betis a un jugador más a su medular? Y Haro se explayó. “Hasta el cierre del mercado estuvimos valorando una incorporación, pero queríamos un jugador de cierto nivel y no ha surgido la oportunidad que esperábamos. Hay que tener en cuenta también que nos condicionaba el límite salarial que nos marca la Liga”, señaló. Ahondó el presidente verdiblanco en la cuestión e introdujo el término “recursos”, dejando claro que el club está atado a cantidades. “Uno siempre puede desear más, pero con los recursos que teníamos se ha hecho un trabajo adecuado”.

Recordó que el club ha realizado en 2019 incorporaciones que superan los 110 millones de euros de inversión. “Se nos olvida que el mercado de invierno también hay que tenerlo en cuenta”, indicó. “Nosotros pretendemos que cada año las compras estén equilibradas con las ventas. A mí me gustaría tener una plantilla todavía mejor, pero hay que ser rigurosos en lo económico y la cuenta de resultados tiene que ser siempre parte de nuestra cabecera”, apuntó. En este sentido, echó la vista atrás para subrayar que el Betis no fue capaz en épocas anteriores de tener ese equilibrio. “Esto no es sólo un tema de gestión deportiva, también es un tema de gestión económica”.

Yendo a otros asuntos, Haro se mostró convencido de que “el equipo ha mejorado” en este mercado, argumentando que lo encuentra “más compensado en determinadas posiciones”. Además, hizo una llamativa mención a una web especializada en tasar el valor de los futbolistas. “Si echamos un vistazo a la página de Transfermarkt, vemos que somos el quinto equipo de España en cuanto a valor de plantilla”, dijo reforzando el discurso del crecimiento.

Se mostró “razonablemente satisfecho” con las maniobras realizadas este verano. “Sobre todo en cuanto a las incorporaciones. Porque hemos traído a jugadores de un gran nivel”, comentó. Cuestionado por el primer impacto causado por Fekir, el fichaje bético más fulgurante con el permiso de Borja Iglesias, no escatimó en elogios. “Verlo jugar es una delicia, porque tiene una calidad innata. A los rivales les cuesta mucho quitarle el balón y es capaz de marcharse de dos jugadores rápidamente. Creo que nos va a aportar mucho este año”, expresó Haro sobre el futbolista de Lyon. “Aparte de los goles, que ya lleva dos, nos va a dar muchas asistencias”, acotó.

Seguro de que la plantilla tiene potencial, Haro puso el listón en Europa. “Con Rubi siempre hemos hablado de estar lo más arriba posible. Nosotros tenemos que pelear por estar en competiciones europeas año sí, año también. Aunque esto es fútbol y los partidos son cada vez más disputados. Y hoy en día a cualquier equipo cuesta trabajo ganarle”, comentó con cierta cautela.

El presidente bético tiene claro que la llave al crecimiento sostenido –y sostenible– está en las competiciones continentales. “La valoración de la plantilla sube sustancialmente si estás en Europa. No sólo es que pueda suponer un 8 o un 10% del presupuesto anual. Sino que es más fácil que otros se fijen en nuestros jugadores si competimos en Europa”.

De todos modos, y aun reconociendo que ése es el objetivo para este curso, Haro pidió a la afición tranquilidad. “No quiero que nos obsesionemos desde el primer día en mirar la clasificación. Hay que mirar hacia arriba, pero sin entrar en los debates de cuántos puntos nos quedan para llegar a puestos europeos”, expresó.

Preguntado por la labor de Rubi en sus primeros meses al mando del equipo, que no han sido fáciles, Haro fue positivo. “Cuando viene un entrenador nuevo se necesita un tiempo para que los jugadores capten los nuevos automatismos. Yo estoy contento con el entrenador y, a medida que los partidos vayan pasando, el equipo va a ir a mejor”, aseguró. “Ha habido y hay momentos de preocupación, pero sobre todo de ocupación. Hay que trabajar entre todos y no caer en el desánimo si las cosas no salen bien”.

En los momentos finales de su entrevista, salió el nombre de Serra Ferrer, que abandonó el club a inicios de junio tras el desencuentro que tuvo con el propio consejo de administración. Haro esquivó la polémica. “A Lorenzo le tengo mucho aprecio y respeto y siempre se le va a respetar dentro del club. Es una pena que aquello acabara como acabó, pero hay que seguir trabajando”, manifestó.

El mandatario también se pronunció sobre otros asuntos, como una futura remodelación del sector de Preferencia del Villamarín. “Es un deseo. Y nos gustaría terminar el estadio, pero para eso necesitamos una estabilidad. Para hacer esta inversión de esas características hay que competir seguidamente en Europa. Pero es algo que se hará”, explicó.

Además, corroboró que el nuevo marcador de Gol Sur podría estar listo a finales de esta temporada y respondió a una cuestión que ha inquietado a los seguidores del Betis en este inicio de campeonato: el mal estado del césped. “En verano se siembra una variedad que resiste las temperaturas extremas y luego se siembra otra variedad. Ahora tiene mayor floración, pero es algo que se va a arreglar y que tenemos controlado”.

Dijo, por otra parte, que no percibe “crispación” en términos generales en la afición. “Veo al bético contento. Quiere ganar, como queremos ganar todos. Pero en estos dos primeros partidos en casa he notado el apoyo de la grada al 200 por ciento”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios