Día Mundial de la Visión

Cómo cuidar la vista para tener unos ojos sanos

  • La salud ocular pasa por una buena alimentación abundante en vitamina A y C, una correcta hidratación o la visita regular al oftalmólogo

Una luz más potente de lo normal resulta perjudicial para nuestra vista. Una luz más potente de lo normal resulta perjudicial para nuestra vista.

Una luz más potente de lo normal resulta perjudicial para nuestra vista.

¿Cómo mantener unos ojos sanos? Es una cuestión que preocupa a muchísima gente. De hecho, el 90 por ciento de las personas consideran la vista como uno de los sentidos más importantes, como recoge una encuesta de Clínica Baviera. 

A pesar de ello, la mayoría reconoce que no se somete a estudios ni revisiones para asegurarse de tener unos ojos perfectamente sanos.

Con motivo del Día Mundial de la Visión, es oportuno recordar algunos consejos clave para mantener un correcto cuidado de estos órganos tan importantes.

De manera resumida, este podría ser el decálogo para salvaguardar nuestros ojos.

1. Visita regular al oftalmólogo

2. Toma Vitamina A y C

3. Hidratación

4. Distancia de lectura correcta

5. Aléjate del humo

6. Cuidado con los alérgenos

7. Gafas de sol adecuadas

8. Lentillas limpias

9. Alcohol, a raya

10. Mucha actividad física

A continuación, conoce el porqué de estas recomendaciones.

Consejos para unos ojos sanos

Es importante una visita regular al oftalmólogo. Como con todos los problemas de salud, cuanto antes se detecte, más eficaz será la solución.

Además, en el caso concreto de la vista, hay patologías que no se reflejan en síntomas, por lo que sólo se pueden apreciar en un reconocimiento exhaustivo.

De esta forma, las personas de entre 18 y 49 años deberían acudir a una revisión cada dos años. Sin embargo, los niños, los mayores de 50 y aquellos que tengan alguna enfermedad como la diabetes o la miopía deben hacerlo más regularmente, cada un año aproximadamente. 

La alimentación es una pieza clave para la salud. Para la vista, es importante mantener una dieta rica en vitaminas A (zanahoria, brócoli, espinaca, melón, entre otros) y C (naranja, kiwi, fresa, etc) ya que, además de ser las encargadas de ayudar a las células encargadas de la vista, ayudan a prevenir enfermedades que afectan a la visión como es la hipertensión, el colesterol y la diabetes.

Hay que proteger los ojos manteniéndolos hidratados, por ejemplo con la ayuda de lágrimas artificiales, ya que eso contribuye a la flexibilidad de varias membranas intraoculares.

A la hora de leer, otra forma de protección es mantener una correcta distancia -al menos 50 centímetros- con los libros y aparatos electrónicos.  A esto se añade la importancia de la luz que se emplee, evitando tanto el exceso como el defecto de luz. Sería conveniente hacer pausas a cada hora para un correcto descanso.

El humo del tabaco, los ácaros e incluso la contaminación del aire pueden provocar daños en los ojos

Hay estudios que han relacionado el humo del tabaco con varias afecciones oculares como la uveítis, las cataratas o la sequedad ocular entre otras, por lo que sería conveniente evitar el tabaco y sus efectos nocivos.

Agentes externos dañinos para los ojos

Sin embargo, hay factores ambientales que también pueden ser perjudiciales para la vista, ejemplo de ello son los alérgenos como el polen o los ácaros, así como la contaminación, el colo e incluso el calor o el frío excesivo. Para evitar esos elementos inherentes al aire, lo ideal sería el uso de gafas de sol.

Proteger los ojos del sol es importante, y no únicamente en verano. Pese a que se tiende a proteger principalmente la piel, los ojos son más sensibles al sol, es por ello que la protección de los mismos ante los rayos solares es crucial. Las gafas deben ser adquiridas en establecimientos adecuados que tengan certificado CE.

En el caso de usar lentillas, mantener una correcta higiene es imprescindible, ya que si estos artículos se ensucian, lo más usual es que el usuario se vea afectado por una fuerte infección. 

Los ojos tienen la capacidad de matabolizar el alcohol

Además de estos pequeños consejos, no se debe perder de vista una rutina de vida sana, por ejemplo moderando el consumo de alcohol, ya que la retina tiene la capacidad de metabolizar el alcohol. También se aconseja realizar ejercicio moderado de forma regular. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios