Día Mundial de la Diabetes

Sigue estas pautas para evitar el resfriado si tienes diabetes

Mujer cuidándose de un resfriado.

Mujer cuidándose de un resfriado.

Los casos de diabetes aumentan cada año. Nos encontramos ante una enfermedad grave y crónica y para la que se necesita insulina como forma de vivir ya que el páncreas, que tiene la función de metabolizar los niveles de azúcar en sangre, libera esta hormona para que, una vez que la glucosa esté en la sangre, se reparta por todas las partes del cuerpo.

Un resfriado que, para una persona sana, es una patología leve, para una persona con diabetes puede presentar consecuencias verdaderamente peligrosas porque uno de los inconvenientes que tiene es que el resfriado altera los niveles de azúcar en sangre por diversas causas. Veamos qué pautas puede seguir una persona con diabetes para evitar contagiarse de un resfriado.

1. Controla los niveles de glucosa en sangre

Mantener tus niveles de glucosa dentro de los rangos recomendados puede ayudar a fortalecer tu sistema inmunológico y reducir el riesgo de infecciones, incluyendo resfriados.

2. Mantén tu presión arterial y tu colesterol bajo control

El colesterol alto puede empeorar las complicaciones relacionadas con la diabetes ya que produce más daño y se desarrolla más rápido en el cuerpo de una persona con diabetes. Puede derivar en afecciones como un accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y otras con alta probabilidad de muerte. 

Tener una alimentación sana, con bajo contenido de grasa y sal, evitar el exceso de alcohol y hacer ejercicio de forma regular puede ser prácticas muy útiles para controlar la presión arterial alta y el colesterol. 

3. Mantén tus vacunas al día

La diabetes aumenta el riesgo de contraer ciertas enfermedades, por lo que las vacunas son un buen remedio para prevenirlas. En este sentido, se recomienda la vacuna anual contra la gripe y la vacuna antineumocócica ya que reducen el riesgo de complicaciones. En cualquier caso, consulta con tu médico cuál o cuáles son las más indicadas para ti. 

4. Evita tocarte la cara

Los gérmenes entran en tu cuerpo a través del contacto con los ojos, la nariz y la boca. Trata de no tocar estas partes sin lavarte las manos.

5. Toma el estrés en serio

El estrés puede tener un impacto significativo en las personas que tienen diabetes. Cuando una persona experimenta estrés, el cuerpo libera hormonas como el cortisol y la adrenalina como parte de la respuesta al estrés, pero que afectan negativamente a las personas con diabetes produciendo un aumento de la glucosa en la sangre, cambios en los hábitos alimenticios o aumento de la resistencia a la insulina. Además, el estrés crónico debilita el sistema inmunológico, por lo que hacer prácticas relajantes te ayudará a manejarlo y a reducir el riesgo de enfermar.

6. Fortalece el sistema inmunológico

Llevar un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular, beber mucha agua y un buen descanso contribuyen a tener un sistema inmunológico más fuerte y te ayuda a prevenir infecciones.

Mantén un seguimiento constante con tu equipo médico para asegurarte de que tu diabetes esté bien controlada y que estés tomando los medicamentos según lo indicado. Esto te ayudará a mantener un sistema inmunológico más fuerte.

7. Usa pañuelos desechables

Si tienes que estornudar o toser, utiliza pañuelos desechables o la parte interior del codo, en lugar de las manos. En el caso de que se te olvide y se haga algún tipo de contacto con las manos, lávatelas tan pronto como sea posible. De esta forma, se evita propagar los virus.

8. Evita el contacto cercano con personas enfermas

Si alguien a tu alrededor está resfriado o tiene síntomas similares, trata de mantener cierta distancia para reducir el riesgo de contagio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios