El Palquillo

Una antología literaria definitiva

Una antología literaria definitiva Una antología literaria definitiva

Una antología literaria definitiva

Más de 400 páginas que recogen una honda y sentida devoción hacia el Señor del Gran Poder y la Virgen de la Esperanza. Carlos Colón, profesor de la Universidad de Sevilla y consejero editorial de Diario de Sevilla, ha recopilado en un lujoso y cuidado libro una importante selección de los artículos que durante casi 20 años ha dedicado al Gran Poder y la Macarena en las páginas de este periódico, a través de su sección diaria La ciudad y los días. Esta antología, que se presenta el lunes en el teatro Cajasol, cuenta además, con una selección de fotografías históricas, provenientes del archivo de ambas hermandades, más recientes, del archivo de Diario de Sevilla, y de la colección personal del autor. Gran Poder y Macarena ha sido editado por Páginas del Sur (Grupo Joly) con el patrocinio de la Fundación Cajasol.

De los casi 7.000 artículos publicados por Colón en este periódico alrededor de 400 han tenido al Gran Poder y la Macarena como protagonistas. De ellos, Colón ha seleccionado 200, que se presentan ordenados por fecha de publicación: "Primero pensé dividirlo en tres partes, separando los artículos dedicados al Señor, la Virgen de la Esperanza y aquellos en los que vinculaba a los dos. Al final opté por el orden cronológico, mezclándolos. Es más ameno y sobre todo permite apreciar lo que en realidad son estos artículos: breves impresiones que pretenden, palabra a palabra, artículo a artículo, año a año, ahondar en el inabarcable misterio sagrado que estas dos portentosas imágenes representan y expresan con tan conmovedora y arrolladora fuerza".

Colón, hermano de ambas cofradías, y devoto desde mucho antes por herencia familiar, explica que tanto el Señor como la Virgen de la Esperanza poseen, junto al Cachorro, eso que ninguna otra imagen tiene, por lo que se han convertido en el norte devocional para tantos sevillanos (y los que no lo son) desde hace siglos. Sobre ello versa el libro: "Para mí el Señor es el único camino que permanece abierto cuando todos se cierran y la Esperanza, la única luz que permanece encendida cuando todas se apagan. Y esto lo he sentido con la certeza de lo real, lo constatable, lo objetivo, en mí y en muchos otros, algunos extranjeros sin memoria sentimental que veían por primera vez estas dos imágenes sagradas. He intentado ponerlo en palabras sabiendo que éstas no pueden abarcar ni expresar lo sentido, visto y sabido, no como una ensoñación subjetiva, sino como una experiencia real. Sólo aproximarse, con temor y temblor, con devoción y sinceridad, a corazón abierto, al umbral de su misterio".

Tanto el Señor como la Virgen de la Esperanza forman parte de los recuerdos primeros de Colón: "Como los rostros de mis padres, los del Gran Poder y la Esperanza -junto a los de la Amargura, Jesús Nazareno del Silencio y el Calvario- están en mí desde antes de tener memoria, porque soy de la Encarnación y porque eran las devociones de mis padres. Mi recuerdo más antiguo de la Semana Santa es la Macarena pasando bajo los balcones de mi casa natal, en el ensanche de Regina, frente al antiguo mercado, viéndola en brazos de mi madre". El paso de devoto a hermano del Gran Poder lo dio gracias a su suegro, Miguel Lasso de la Vega Marañón, recordado hermano mayor, y a su mujer, que actualmente forma parte de la junta de gobierno. A la Macarena, pese a que su padre era hermano desde principios de los 40, se unió más tarde, en 1996: "Por aquello tan extendido, tanto en el caso del Gran Poder como de la Esperanza, de que los sentimos tan nuestros que no hace falta hacerse hermano. Falso. Recuerdo mi emoción cuando recibí por primera vez una carta con el escudo de la Hermandad de la Macarena y el N. H. delante de mi nombre. La generosidad de los hermanos mayores Antonio Ríos Ramos, Enrique Esquivias de la Cruz, Félix Ríos Villegas, Joaquín Sainz de la Maza, Juan Ruiz Cárdenas, Manuel García y José Antonio Fernández Cabrero me ha permitido participar en actividades de las dos hermandades y vivirlas por dentro".

En cuanto a las fotografías que acompañan sus textos se queda con dos: la de Roberto Pardo del Señor y la de Emilio Sáenz de la Virgen de la Esperanza: "Habiendo sido fotografiados por tan grandes artistas, creo que nadie las ha desentrañado mejor con una cámara". Junto a ellas también destaca la fotografía de la Virgen de la Esperanza que, junto a otra del Gran Poder, figura en la portada. "Es una estampa devocional de los años 40 que estuvo bajo el cristal de la mesita de noche de la madre de un queridísimo amigo y él me regaló tras el fallecimiento de esta devota de la calle Torres".

El libro será presentado el lunes, a las 19:00, en el teatro Cajasol, en un acto en el que participarán los hermanos mayores del Gran Poder y la Macarena, Félix Ríos y José Antonio Fernández Cabrero; el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo; el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, y el propio autor. La Centuria interpretará el mismo repertorio de cada noche de Jueves Santo cuando visita la basílica del Gran Poder. Los beneficios de la venta serán destinados a la Asistencia Social de la Macarena y a la Bolsa de Caridad del Gran Poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios