La Priostía

Las hermandades de Sevilla en las redes sociales, una herramienta imprescindible de contacto con los hermanos

  • La Escueal Diocesana de Medios de Comunicación Beato Marcelo Spínola ofrece un curso donde conocer las claves de estas herramientas digitales

Durante todo el año, las redes sociales se llenan de imágenes y comentarios sobre Semana Santa Durante todo el año, las redes sociales se llenan de imágenes  y comentarios sobre Semana Santa

Durante todo el año, las redes sociales se llenan de imágenes y comentarios sobre Semana Santa

En los últimos años, las redes sociales se ha nconvertido en un canal de comunicación de las hermandades y cofradías con sus hermanos y con los devotos de sus titulares. Actos, cultos, premios e incluso fallecimientos se anuncian a través de facebook en la mayoría de los casos o twiter, en menor medida.

Las listas de distribución de WhatasApp son otro de los métodos utilizados. El caso es estar conectado y que todos lo miembros de la hermandad conozcan qué se hace. Una modalidad de transparencia a la que cada vez se suman más personas.

Lo que es indudable es que las redes se han convertido en un modo directo de acercar la hermandad a los hermanos y, en cierto modo, de cumplir uno de los principales objetivos de las cofradías como asociaciones religiosas: la evangelización. Porque, como dice María José García, profesora de la Escuela Diocesana de Medios de Comunicación, “si Jesús viniera de nuevo, estaría en redes sociales”.

Es cierto que, a veces esta exposición pública y la posibilidad del refugio en el anonimato haga que las hermandades se puedan encontrar con comentarios poco respetuosos o, incluso con la creación de cuentas falsas.

Gestión de las redes

Para saber cómo gestionar todos estos temas y sacar el máximo partido a las redes, la Archidiócesis pone a disposición de las hermandades la Escuela diocesana de Medios de Comunicación Beato Marcelo Spínola. No hay que perder de vista que los medios digitales y las redes influyen (tanto para bien como para mal) en la imagen pública de las Corporaciones.

Como explica Manuel Jiménez, sacerdote que coordina el módulo de redes sociales en la Escuela Diocesana, “cada vez existen más cuentas en redes sociales relacionadas directa o indirectamente con las hermandades, sobre todo en twiter, donde estas cuentas tienen muchos seguidores”.

El objetivo de esta delegación diocesana es formar agentes de comunicación dentro de las hermandades y entidades religiosas “que manejen las técnicas y que tengan una formación eclesial para que estas cuentas tengan presente el sentir y la doctrina de la Iglesia” . De hecho, además de Facebook y Twiter, también se dan nociones de Instagram o de la publicación de vídeos en Youtube, un método que cada vez gana más adeptos entre las hermandes. Algunas incluso retransmiten en streaming los cultos más importantes.

Cuando comenzó el curso académico, en septiembre, se hizo un llamamiento a las hermandades y cofradías para que participaran en el curso aquellas personas que se dedican al mantenimiento de las redes. Lo cierto es que la mayoría de los alumnos pertenecen al Instituto Superior de Ciencias Religiosas. En la actualidad no llega a la decena de alumnos, lo que permite una enseñanza muy personalizada.

Estar o no

Uno de los temas que se plantean es la conveniencia de estar o no en las redes, pero no sólo la presencia en twitter o facebook, sino también cómo gestionar la información en las webs y las técnicas de comunicación para que estén más formados en el tema, “sobre todo en clave eclesial”.

Según Manuel Jiménez, en estas clases "se dan las pautas necesarias como los recursos disponibles en la plataforma Siempre Adelante".

María José García Romero, pofesora del curso explicó que al principio acudían muchas hermandades que se preocupaban "de comunicar iglesia en las redes sociales". Pero no sólo respecto a las corporaciones, también es muy importante la marca personal "como hermano de una cofradía o miembro de una parroquia".

García Romero destaca la importancia de "seguir una línea de comunicación cuidada porque va íntimamente unida a la imagen de la Iglesia, al ser reconocidos como miembros activos de ella".

La profesora indica que en el curso no sólo se aprende a comunicar bien sino también a reaccionar ante la crisis "siempre desde una ética cristiana. Los que somos abiertamente católicos tenermios la obligación de comunicar muy bien nuestra postura ante determinados temas".

El temario del curso consiste en cómo manejar redes, webs y usar los recursos de la Archidiócesis. “Todo este material permite a las hermandades evangelizar desde sus cuentas. De este modo se puede hacer una verdadera comunidad en la que estén tanto creyentes como no creyentes”, afirma María José García.

Para esta periodista y profesora, las redes son una Pastoral más. "Si Jesús estuviera hoy andando por el barrio, estaría en las redes", afirma.

Según García Romero, la labora de las hermandades va más allá de los estrenos o el rico patrimonio. "Internet y las redes permiten, además de esa información que también es necesaria, que todo el año se pueda mostrar además la inmensa labor social que realizan durante todo el año".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios