Fiestas Mayores

Los bares y tiendas podrán vender agua a la calle en Semana Santa

  • El decreto de la 'ley seca' especificará a petición de la patronal que sí se podrán sacar botellas del establecimiento, siempre que no se use el vidrio

Un nazareno con una botella de agua Un nazareno con una botella de agua

Un nazareno con una botella de agua / M. G. (Sevilla)

Comentarios 1

Los bares y tiendas podrán vender agua a clientes de la calle en los días de Semana Santa sin más restricciones que la prohibición de usar envases de vidrio. La patronal de hostelería ha pedido al Ayuntamiento que esta posibilidad sea expresamente permitida en el decreto que regula la 'ley seca' en los días de la principal fiesta de la ciudad.

El año pasado se produjeron situaciones que se pretenden evitar en 2019, como la posibilidad de que familias con menores no pudieran comprar agua en locales comerciales de la calle Reyes Católicos o de la Plaza de la Encarnación en la tarde del Domingo de Ramos, la jornada con más público en la calle de toda la celebración. 

Hace un par de años se registró un repunte de lesiones de nazarenos por acumulación de cristales en la vía pública que se combatió el pasado año con medidas especiales de seguridad. 

Agua sí, alcohol bajo ningún concepto. El Ayuntamiento, como ha avanzado este periódico, parte de la base de que restringiendo el alcohol se reduce considerablemente el riesgo de incidentes. El decreto de la 'ley seca' fue puesto en práctica con especial celo el año pasado, con los agentes de Policía vigilando in situ los establecimientos de las zonas consideradas sensibles. 

El Ayuntamiento, como ya ha avanzado este periódico, ultima el decreto de la 'ley seca' para la próxima Semana Santa. Como novedad, este año se permitirá la actividad a algunos bares durante la Madrugada siempre que no se encuentren en zonas sensibles ni expidan alcohol. Por este motivo, se trabaja caso por caso. En cualquier caso, el gobierno local recuerda que se trata de hacer cumplir los horarios y condiciones establecidos en las respectivas licencias.

El decreto distingue entre bares, restaurantes, cafeterías, abacerías y discotecas. La gran ventaja del Ayuntamiento es que muchos negocios toman la decisión de no abrir durante la Madrugada, lo que facilita mucho la labor en el caso de discotecas. Las tiendas de conveniencia están incluidas en el decreto y se tiene claro que se trata de una fuente suministradora de bebidas alcohólicas que debe ser especialmente vigilada, sobre todo en lo que concierne a los menores de edad. 

En general, el decreto recordará que los bares han de estar cerrados a las 01:00, como siempre. Y al igual que en años anteriores, deben tener retirados veladores y obstáculos una hora antes de la llegada de la cruz de guía, y tres horas antes en el caso de la Madrugada. 

Tres semana antes del Domingo de Ramos comenzarán las inspecciones sobre las terrazas de veladores y mobiliario urbano sin licencia, con el objetivo de "concienciar" a los hosteleros de la necesidad de que se cumplan escrupulosamente la normativa. Y así poder asignar a los policías a labores de vigilancia pura y dura en la vía pública en las horas de máxima afluencia de público. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios