Sevilla

Monseñor Asenjo pide al Vaticano que acelere su relevo al agravarse su estado de salud

Monseñor Asenjo, arzobispo de Sevilla. Monseñor Asenjo, arzobispo de Sevilla.

Monseñor Asenjo, arzobispo de Sevilla. / José Ángel García

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha pedido a la Santa Sede que acelere el relevo en la Archidiócesis al haberse agravado su estado de salud. Así lo ha explicado el prelado hispalense en una carta dirigida a todos los sacerdotes, diáconos, seminaristas, consagrados y laicos de la Archidiócesis.

En la carta, monseñor Asenjo relata que el 26 de junio de 2019 sufrió "un grave problema ocular" en el ojo izquierdo que le impide poder leer y escribir. Además, el pasado 13 de noviembre tuvo otros problema semejante en el ojo derecho "con una hemorragia masiva, infección y dolores enormes, casi insufribles", detalla el arzobispo. De este último problema en el ojo derecho ha sido operado dos veces sin que, por el momento, haya experimentado una mejoría. "Lo más probable es que no lo recupere. Agradezco de corazón el excelente servicio que me están prestando los oftalmólogos, con gran generosidad y entrega", señala Asenjo.

"No os oculto que estoy sufriendo mucho, como nunca sospeché. Todo lo acepto como permitido por nuestro Padre Dios para mi purificación y santificación. Todo lo ofrezco por la Iglesia, por la Diócesis a la que me ha tocado servir, por los sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas y laicos. Pido al Señor que mi sufrimiento no sea estéril y que se convierta en fuente de energía sobrenatural para la Iglesia, la Archidiócesis y cada uno de nosotros", comenta el arzobispo sobre su estado de salud en la carta dirigida a la Archidiócesis

Debido a estos graves problemas, la labor pastoral del arzobispo se encuentra prácticamente paralizada en estos momentos, por lo que Asenjo agradece la inestimable colaboración en estos duros momentos de sus colaboradores más cercanos: Vicario General, Canciller Secretario y Vicarios Episcopales. "Yo procuro colaborar con ellos con la oración constante, que es una forma eminente de servir pastoralmente a nuestro pueblo", indica.En virtud de estas circunstancias, el arzobispo se ha dirigido al Vaticano para que la llegada de su sucesor sea  lo más pronta posible. "He pedido a la Santa Sede que acelere el trámite de mi sustitución. Mientras tanto, debéis seguir en el tajo con la misma entrega e ilusión de siempre. Los obispos pasamos. Sois los sacerdotes los que dais continuidad a la acción pastoral y los que tenéis que mantener enhiesto el pabellón de la fidelidad, la caridad pastoral y la entrega a vuestros fieles", explica.

Asenjo, que cumplió el pasado 15 de octubre los 75 años, fecha en la que presentó su renuncia al Papa, pide a los fieles y sacerdotes que recen tanto por el futuro arzobispo como por él mismo: "Rezad ya desde ahora por el nuevo pastor que la Iglesia pronto nos enviará, para que el Señor le conceda las entrañas, el estilo y el corazón del Buen Pastor que no vino a ser servido sino a servir. Rezad también por mí. Pedid a la Virgen que dulcifique un tanto mis sufrimientos. A todos os envío un abrazo fraterno y mi bendición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios