Sevilla

CSIF denuncia que Tussam cubre las vacantes en función de la "ideología política"

  • El sindicato critica que la empresa actúa "como si fuese privada" y recuerda que no se convocan promociones internas “desde hace más de diez años”

Un autobús de Tussam a la altura de la sede de la Diputación de Sevilla.

Un autobús de Tussam a la altura de la sede de la Diputación de Sevilla. / José Ángel García

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha denunciado que la empresa municipal de transportes urbanos de Sevilla (Tussam) hace “caso omiso” del convenio colectivo al no convocar promociones internas para acceder a los puestos de oficinas y cubrir las vacantes con personas de “su libre elección” a las que muchas veces selecciona en función de “la ideología política”.

El sindicato ha recordado que el artículo 10 del convenio establece que la contratación de nuevo personal y la promoción interna se realizarán “mediante procedimientos que garanticen el respeto de los principios de publicidad, igualdad, mérito y capacidad”, así como que “las personas seleccionadas posean las titulaciones exigidas, las cualificación profesional necesaria y aptitudes psicofísicas que requiera el puesto”.

Hace más de diez años que no se convocan promociones internas para acceder a los puestos de oficinas, ya que los puestos que van quedando vacantes se van cubriendo a libre elección de la empresa, con lo que las posibilidades de entrar suelen depender de la ideología política que se tenga”, ha lamentado CSIF Sevilla, que calcula que más de la mitad de los puestos “están cubiertos mediante esta fórmula tan eficiente para la gerencia”. “Esta circunstancia también se da en las plazas que quedan vacantes de supervisores y controladores”, ha añadido la organización.

Ante esta situación, CSIF ha recordado que Tussam es “una empresa que se supone pública”, pero “sigue siendo administrada por un gerente que piensa que es privada porque no respeta lo estipulado en su convenio”. Por tanto, la sección sindical de CSIF en Tussam ha reclamado “que saquen las plazas a concurso-oposición y que se cree una tabla con los puestos de trabajo en la que se especifique la función de cada uno y la titulación exigida”. Hasta ahora, “la respuesta de la empresa es siempre la misma: convocar un concurso-oposición es muy caro y necesita mucho tiempo”.

Para la Central Sindical, “cualquier ciudadano tiene el mismo derecho a presentarse a estas oposiciones, sea caro o no y tarde más o menos tiempo, porque una empresa pública se gestiona con el dinero del contribuyente y todos tenemos los mismos derechos a trabajar en ella”.

 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios