Sevilla

Cae una banda del Vacie tras el asalto fallido a una panificadora de San Jerónimo

  • Las policías Local y Nacional detienen a tres delincuentes tras el robo en la nave de pan

  • Uno de los arrestados fue absuelto de atropellar a dos policías nacionales cuando era menor de edad

Uno de los detenidos en el robo de la panificadora. Uno de los detenidos en el robo de la panificadora.

Uno de los detenidos en el robo de la panificadora. / Emergencias Sevilla

La noche del 24 de febrero de 2018, dos policías nacionales que acudieron al aviso de un robo en un cortijo cerca de Pino Montano estuvieron a punto de morir atropellados por una furgoneta blanca que se lanzó contra ellos a toda velocidad. Los agentes habían cruzado el patrullero, con las luces encendidas para que se viera desde lejos, en mitad del camino de salida de la finca. Trataban de cortar la huida a los ladrones, pero éstos no se lo pensaron demasiado. Embistieron el coche de la Policía y lo apartaron de su trayectoria a lo bruto.

El patrullero se desplazó como consecuencia del choque hasta caer por un terraplén cercano. El coche quedó siniestro total y los dos policías resultaron heridos y precisaron asistencia médica. Uno de ellos rompió la luna delantera con la cabeza, aunque sólo sufrió heridas leves. La furgoneta de los ladrones siguió adelante y llegó hasta el asentamiento chabolista del Vacie, donde fue hallada al día siguiente por la Policía Nacional. 

Este vehículo también resultó siniestro total, pero consiguió llegar a su destino pese a los daños que sufría. Tres delincuentes, entre ellos un menor de edad, fueron detenidos. Los dos mayores de edad aseguraron que era el menor el que conducía. En el volante y en la palanca de cambio del vehículo se hallaron restos de ADN del adolescente. Pero el titular del juzgado de Menores número 3 de Sevilla no lo consideró suficiente para condenarlo y lo absolvió del robo y la agresión a los agentes.

Así quedó el patrullero tras ser embestido por una furgoneta en octubre de 2018. Así quedó el patrullero tras ser embestido por una furgoneta en octubre de 2018.

Así quedó el patrullero tras ser embestido por una furgoneta en octubre de 2018. / M. G.

El juez consideraba que esos vestigios biológicos sólo probarían que el menor condujo la furgoneta (que era propiedad del padre de uno de los detenidos) en un momento indeterminado, no la noche del robo. Aplicó el principio de in dubio pro reo.

La madrugada de este martes, año y medio después de aquel suceso y ya con 19 años, Richard F. S. ha sido detenido después de asaltar con otros dos delincuentes la panificadora Chelopán, en el polígono industrial de San Jerónimo. Otro de los detenidos, Alejandro R. J., de 23 años, también fue arrestado junto con Richard después de embestir a los dos policías al huir del cortijo.

El tercero de los implicados en el asalto fallido a la panificadora es un menor de 17 años que acababa de salir de un centro de reforma, en el que poco parece haber aprendido. Los tres delincuentes son del asentamiento chabolista del Vacie y son considerados muy violentos. Ahora se investiga si han participado en algunos de los robos con violencia cometidos días atrás en la zona Norte de Sevilla.

Dos de los ladrones fueron detenidos por la Policía Local de Sevilla y el tercero por la Policía Nacional. Dos de ellos fueron arrestados cuando se encontraban en la puerta de la panificadora y echaron a correr después de que vieran a la Policía, mientras que el tercero, Richard F. S., se encontraba dentro de la nave de la empresa y fue retenido por los trabajadores. 

El interior de la nave, con los panes por los suelos. El interior de la nave, con los panes por los suelos.

El interior de la nave, con los panes por los suelos. / Emergencias Sevilla

El robo se produjo sobre las once de la noche del lunes, cuando los agentes (que habían establecido un dispositivo de vigilancia en la zona tras múltiples robos) observaron a tres jóvenes que vestían de negro y que se dirigían al polígono industrial. Sus rasgos coincidían con la descripción aportada por testigos y víctimas de robos similares ocurridos días atrás. 

Los policías vieron a dos de los sospechosos apostados en una esquina, cerca de una panificadora que estaba en funcionamiento. Ambos se percataron de la presencia policial y se dieron a la fuga. Fueron detenidos a escasos metros. Uno de ellos era menor de edad, de 17 años, que fue alcanzado por los agentes de la Policía Local. El otro, Alejandro R. J., de 23 años y con cinco detenciones anteriores en su historial, fue arrestado por la Policía Nacional. 

El tercero de los delincuentes, Richard F. S., de 19 años y con seis arrestos anteriores, el que fue absuelto del atropello a los policías, había sido retenido por los trabajadores de la panificadora. Opuso una fuerte resistencia y trató de agredir a los policías locales que lo detuvieron.
La Policía Local detiene a uno de los ladrones de la panificadora. La Policía Local detiene a uno de los ladrones de la panificadora.

La Policía Local detiene a uno de los ladrones de la panificadora. / Emergencias Sevilla

"La rápida actuación de los efectivos de la Policía Local con el apoyo de los compañeros de Policía Nacional ha permitido evitar el robo y poner a disposición judicial a los tres detenidos, no descartándose que estuviesen implicados en otros casos similares", explicó el delegado de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera. 

La investigación apunta a que los sospechosos habían llamado a la puerta del a panificadora. Cuando los trabajadores abrieron, creyendo que era uno de ellos, los dos primeros detenidos retuvieron al empleado que abrió la puerta mientras le otro amenazaba al resto con un palo de golf, al tiempo que buscaba dinero por todas las dependencias de la empresa. 

Una vez que el trabajador retenido pudo zafarse, los dos primeros ladrones salieron de la nave. Fue ese el momento en que fueron apresados por la Policía. El tercero de los detenidos fue retenido en el interior de la nave por los panaderos hasta que llegó la Policía Local. Varios de los empleados fueron golpeados por el detenido, aunque rehusaron asistencia sanitaria.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias policiales. Los dos mayores de edad están a la espera de pasar a disposición judicial, mientras que el menor ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios