Sevilla

El Consistorio 'vaciará' de poder a sus empresas en favor de la nueva sociedad

  • El Ayuntamiento, que negocia actualmente con los sindicatos, justifica la propuesta en su deseo de 'blindar' a las actuales empresas de una hipotética "privatización" · La entidad concentrará casi todas las competencias

Un vuelco en el actual esquema de poder y gestión. El Ayuntamiento concentrará el poder absoluto sobre sus empresas municipales en la sociedad anónima de nueva creación cuya constitución se negocia actualmente con los sindicatos. El consejo de administración de la nueva sociedad -que se denominará Corporación Pública DeSevilla, S.A. y controlará a todas las empresas municipales- permitirá diluir las pérdidas de Tussam y Lipasam y tendrá un amplísimo abanico de poderes que le otorgará prácticamente el cien por cien del control económico-financiero y de otros órdenes sobre Emvisesa, Emasesa, Tussam y Lipasam. Fuentes oficiales del Ayuntamiento sostienen que los respectivos consejos de estas entidades no se disolverán ni las compañías perderán presencia, pero del borrador de los estatutos se deduce que la nueva corporación tendrá el poder absoluto y prácticamente vaciará de las competencias fundamentales a los consejos de administración respectivos de cada empresa.

El órgano de gobierno de la nueva sociedad podrá adquirir y transmitir propiedades, negociar derechos de crédito, celebrar todo tipo de actos relacionados con contratos, transmitir derechos de propiedad industrial e intelectual, realizar cualquier clase de gestiones bancarias y ejercer la dirección de las sociedades municipales sin más limitaciones que las impuestas por su junta general -constituida por el Pleno municipal-, así como decidir despidos y negociar convenios, representar a la compañía ante toda clase de funcionarios e instancias del Estado, avalar pólizas de crédito, instar procedimientos concursales, elaborar memorias y, lo más trascendentes, controlar los balances y las cuentas. Hasta el reparto de dividendos queda dentro de las múltiples facultades del nuevo organismo.

El Consistorio argumenta que con esta iniciativa quiere blindar a las empresas municipales de posibles privatizaciones, de ahí que establezca que en ningún caso podrán participar del capital social empresas o entidades de caracter privado, cualesquiera que sea su forma jurídica, así como tampoco podrán hacerse con acciones. El gobierno local dice que con esta nueva entidad tendrá una posición más fuerte ante los bancos.

El Ayuntamiento ha empezado a negociar con los sindicatos el proceso de constitución de esta corporación. UGT provincial no ve problemas a esta iniciativa, mientras que la representación sindical de Comisiones Obreras en Emasesa expresa su inquietud por la repercusión que puede tener este cambio de régimen en el empleo, así como por el cierre del ejercicio de la entidad, que habría arrojado unas pérdidas de dos millones de euros por primera vez desde los años noventa, aunque el Ayuntamiento replica a esto que las cuentas se cerrarán "equilibradamente" en marzo.

La nueva sociedad tendrá un consejo de administración de entre cinco y once miembros. Precisamente uno de los aspectos más controvertidos del proyecto es la asignación de estos puestos de poder, ya que en algunas de las empresas municipales está presente la oposición y, en otros, algunos alcaldes metropolitanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios