Sevilla

Coronavirus Sevilla: La tercera ola llega a las ucis

  • Las unidades de Cuidados Intensivos tienen hoy 22 pacientes Covid más que hace una semana

  • En los hospitales de la provincia se atiende ya a 440 infectados de los que el 14,3% están en estado crítico

Una ambulancia del 061 llega a la zona de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío.

Una ambulancia del 061 llega a la zona de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío. / José Ángel García

El pasado 11 de noviembre, el sistema sanitario público sevillano llegó al techo de pacientes con Covid-19 ingresados en los hospitales: 890. Hubo que esperar dos días más para alcanzar ese máximo en las unidades de Cuidados Intensivos, donde se llegó a las 131 hospitalizaciones el día 14. Sólo en el Hospital Virgen del Rocío, el pico en UCI fue de 42 enfermos. En planta, se superaron los 225 ingresos.

Hoy, apenas dos meses después, y tras haber logrado rebajar esa presión hospitalaria durante el mes de diciembre a poco más de 120 ingresos en toda la provincia, la situación todavía no es crítica y el nivel de ocupación no alcanza el de otras comunidades, pero las previsiones no son nada halagüeñas y las alarmas ya se han activado en los centros sanitarios.

Lo más preocupante en esta tercera ola de Covid es la velocidad a la que crecen los ingresos. En las últimas 24 horas se han registrado 58, la mayor subida desde la que se contabilizó el 20 de noviembre, en plena segunda ola. Entonces fueron 77. En solamente una semana, en los hospitales de la provincia hay 209 hospitalizados más por el virus y el total asciende ya a 440 ingresos. Una cifra que es similar a la que se registraba a mediados de octubre. Entonces fueron necesarias unas dos semanas para llegar a ese nivel, tras varias jornadas de subidas y bajadas, mientras que ahora el aumento de los ingresos ha sido progresivo desde prácticamente principios de mes.

Actualmente hay 440 pacientes hospitalizados por Covid, de los que 63 están en estado crítico

El impacto de la tercera ola también se empieza ya a notar en la UCI, donde el número de ingresos está cogiendo impulso. Los 63 pacientes Covid que estaban ingresados hasta ayer en una cama de Cuidados Intensivos en los hospitales de la provincia representan un incremento del 61,5% respecto a los 39 que había el 23 de diciembre, justo antes de las fiestas navideñas, y suponen 22 ingresos más que hace justo una semana, cuando se contabilizaban 41, sólo dos más que 20 días antes. No obstante, y según las previsiones, lo peor está aún por llegar y en los próximos días la presión sobre la UCI seguirá aumentando como consecuencia del incremento de contagios que se están confirmando en las últimas jornadas y dado que los efectos de las restricciones aplicadas no comenzarán a notarse hasta pasados 15 ó 20 días.

Esta situación no sólo se vive en Sevilla. Desde la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias, SAMIUC, advirtieron ayer de esta tendencia aceleratoria en el número de los ingresos por Covid en los últimos días. Según el último informe publicado por la Sociedad, elaborado a raíz de los datos proporcionados por la Consejería de Salud y Familias de la Junta, el Instituto de Estadística y Cartografía, el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España y el Registro Covid de la SAMIUC, que comprende 55 Unidades de Cuidados Intensivos de hospitales públicos y privados de Andalucía, el porcentaje de pacientes diagnosticados con Covid-19 que requieren ingreso en UCI se mantuvo entre el 1 y el 0,8% durante la segunda oleada de la pandemia, mientras que en esta iniciada tercera ola el porcentaje se ha incrementado hasta el 1,6%, o dicho de otra forma, la tasa de ingresos en UCI sobre casos en población general es un 60% mayor.

Actualizado a fecha de 16 de enero, el estudio refleja un incremento del 52% en el porcentaje de camas estructurales de UCI del Sistema Sanitario Público de Andalucía dedicadas a pacientes Covid, y las provincias de Granada (69%) y Almería (130%) son las que superan el 60% de esas camas.

Se incrementa al 52% el porcentaje de camas estructurales de UCI del Sistema Sanitario Público de Andalucía dedicadas a pacientes Covid-19

Junto a estos porcentajes, SAMIUC ha detectado el incremento de la variación semanal de ingresos (de 125 a 197) por el aumento de nuevos casos. En este punto, el estudio aprecia que la media de hospitalizaciones diarias ha pasado de 18 a 28 y los nuevos pacientes intubados de 7 a 15, con lo que la tasa absoluta de pacientes en un box de UCI sube al 44% y la prevalencia de intubados se mantiene en torno al 70%. De igual forma, el informe constata que se mantiene la letalidad global acumulada al alta (36%).

Ante estas cifras, los intensivistas andaluces defienden la toma de medidas drásticas que reduzcan la diseminación del virus y poder así mitigar el efecto en las UCI durante las próximas dos semanas. Igualmente alertan del incremento de la curva de nuevos casos para la próxima semana, lo que podría generar un máximo de ocupación de más de 500 casos ingresados de manera simultánea.

Las previsiones señalan que para esta semana se estima un incremento de 369 ingresos en UCI por el aumento de incidencia de nuevos casos y la mayor tasa de ingresos en UCI por infectados. Podrían ser hasta 428 si hubiera espacio en las UCI andaluzas, pudiendo superarse los 2.780 pacientes totales atendidos desde que se inició la pandemia, según sus estimaciones.

Ante esta situación los principales centros hospitalarios sevillanos están empezando a tomar medidas, porque la situación amenaza con empeorar, ya que el número de positivos no deja de crecer. En el Hospital Virgen del Rocío se han suspendido todas aquellas operaciones quirúrgicas no urgentes que requieran ingreso hospitalario a fin de tener disponibles el mayor número de camas ante el previsible aumento de la presión asistencial. Al igual que en la segunda ola, será potenciada las cirugía mayor ambulatoria y se mantienen todas las intervenciones tumorales, de Urgencias y los trasplantes.

Por su parte, el Hospital de Valme también ha activado esta semana una serie de medidas contempladas en su plan de contingencia frente al Covid-19, dado el incremento de la presión asistencial registrado en los últimos días, entre las que se incluyen la ampliación de dos alas más para pacientes infectados y el aplazamiento de las operaciones demorables y cirugía mayor que precise ingreso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios