Sevilla

El Defensor del Pueblo pedirá información al SAS sobre los criterios aplicados a un concurso para elegir plaza en Sevilla

La sala de espera de un centro de salud de la capital.

La sala de espera de un centro de salud de la capital. / D. S.

Las quejas de un grupo de médicos de familia sevillanos contra los criterios aplicados por el Distrito Sanitario Sevilla del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en la baremación del último concurso de acoplamiento de plazas han llegado al Defensor del Pueblo, que confirma que ha recibido las reclamaciones y que valorará la información y pedirá un informe a la Administración sanitaria andaluza.

Las quejan parten de unos cuarenta facultativos aseguran ser víctimas de unos "criterios arbitrarios" aplicados en este proceso dentro del área sanitaria que abarca la capital. Igualmente, acusan a la propia gerente del distrito de "haber participado en la comisión de valoración" y haberse "beneficiado".

Según este colectivo, la baremación de los profesionales participantes en dicho proceso se habría hecho en dos fases, por un lado, agrupando a los médicos que ya estaban trabajando en centros de salud del distrito Sevilla, y, por otro, otro grupo formado por aquellos que accedieron a una plaza en esta área sanitaria en 2023 tras un concurso se traslado, a los que, según denuncian, le habría contado más el tiempo trabajado en dicho distrito, que es inferior a un año, que su antigüedad total en el sistema sanitario, la cual, argumentan los afectados, "es un derecho adquirido por el trabajador y criterio objetivo para la baremación de este tipo de concursos".  

El problema ha sido trasladado directamente por representantes de este colectivo a la directora de personal del Distrito Sanitario Sevilla, en una reunión mantenida recientemente, y ha sido expuesto a la Administración sanitaria a través de quejas y reclamaciones formalmente registradas por cada uno de los afectados, quienes lamentan que las respuestas obtenidas insisten en la defensa de "un pacto consensuado" con los sindicatos, sin facilitar soluciones. Un acuerdo, no obstante, que, según apunta el colectivo afectado, les habría sido negado por los órganos sindicales consultados. "Lo único que pedimos es que se aplique un solo baremo, que se utilice el mismo método de medir para todos ya que todos tenemos la misma categoría y estamos en la misma zona sanitaria. Además, no concuerda lo que dice la gerencia con lo que dicen los sindicatos, que nos cuentan que no han firmado nada. Parece que todos mienten y no enseñan ningún documento", lamentan desde el colectivo. "Sería bastante ilustrativo hacer una lista hipotética con todos los profesionales baremados de la misma manera según el tiempo de servicio y compararla con la lista definitiva actual publicada, el resultado sería muy diferente", añaden.

Por su parte, el mismo asunto también fue abordado el pasado 14 de marzo el Parlamento Andaluz en la comisión de salud presidida por la consejera de Salud, Catalina García, quien niega la existencia de un "comportamiento arbitrario" en este proceso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios