Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

política

Algarada en la Casa Consistorial

  • La Policía Local interviene para acabar con la protesta airada de eventuales de Lipasam que accedieron al Ayuntamiento amparados por los ediles de Participa Sevilla e Izquierda Unida.

Desalojados del Ayuntamiento los ex eventuales de Lipasam tras una protesta sorpresa

Nueva algarada en la Casa Consistorial. Si a mitad de la semana pasada fueron una veintena de profesores interinos de los conservatorios de música de Sevilla, Cádiz y Huelva los que se concentraron en el interior del inmueble trazado por Diego de Riaño para pedir un retraso de las oposiciones convocadas para este año, este miércoles fue el turno de la protesta de los ex eventuales de Lipasam para lograr pasar a ser indefinidos no fijos por tiempo discontinuo amparados por un precedente de una bolsa de empleo de 2005. Su acceso fue permitido bajo el pretexto de reunirse con Participa Sevilla e Izquierda Unida.

A primera hora de la mañana pasaron el control de acceso 14 ex trabajadores de la empresa municipal de limpieza que contaban con una cita en los despachos de ambas formaciones de la izquierda radical. Este colectivo formado por 59 personas lleva celebrando desde hace varios meses concentraciones diarias frente a la puerta principal del Ayuntamiento para demandar que se les aplique la misma solución que fue adoptada con los miembros de una antigua bolsa de empleo de Lipasam, quienes fueron declarados como trabajadores indefinidos no fijos por tiempo discontinuo formando parte de la plantilla sin tener que concurrir a la convocatoria de empleo promovida en 2013 para crear una bolsa de empleo.

Tras el encuentro decidieron realizar una sentada de protesta en la escalera principal. En los carteles que portaban se podía leer "los del paro también tenemos derecho a trabajar en Lipasam" y "señor alcalde explícale a Sevilla porque proteges la política de contrataciones en Lipasam". La protesta vino acompañada de cánticos con consignas reivindicativas. La idea era comenzar un encierro dentro del Consistorio. Hubo una primera petición de la Policía Local que fue desoída para que disolvieran la sentada. En ese momento se produjo una negociación que no llegó a nada entre el delegado de Seguridad, Juan Carlos Cabrera, la portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, y el portavoz de Izquierda Unida, Daniel González Rojas.

Cabrera solicita a ambos partidos que asuman la responsabilidad en futuras protestas

Llegan los momentos más tensos. Los agentes reiteran a los ex eventuales de Lipasam y a los miembros de ambas formaciones políticas que deben acabar con la reivindicación. Todo sigue igual. Ante la falta de acuerdo, la Policía decide llevar a cabo una maniobra similar a una melé de rugby para desplazarlos hasta la entrada. Se escuchan gritos. Rasguños en ambos bandos. "A mí me han roto la uña de un dedo del pie", puntualiza Serrano. Tres agentes lesionados. Los dos grupos municipales lo tienen claro: "Ha sido un brutal desalojo que ha contado con empujones, patadas y pisotones". Piden la cabeza de Cabrera, quien los reunió a primera hora de la tarde con las aguas algo más calmadas para pedirles responsabilidad política y que en las próximas algaradas se hagan responsables de lo que suceda. No será la última.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios