Contenido Patrocinado

Dormir ocho horas al día ayuda a mantener la línea

Dormir ocho horas al día ayuda a mantener la línea

Dormir ocho horas al día ayuda a mantener la línea

Parece increíble, pero –en ocasiones– no necesitamos apuntarnos a un gimnasio, sino simplemente dormir durante las horas necesarias para conseguir adelgazar. De hecho, un reciente estudio asegura que robarle horas al descanso nocturno puede derivar a largo plazo en un saldo de kilos no deseados.

‘El sueño inadecuado se ha relacionado con resultados de salud negativos, como obesidad, enfermedad de las arterias coronarias, hipertensión, diabetes tipo 2 e incluso neumonía’, aseguran los autores de esta investigación que podemos leer en la revista JAMA Internal Medicine.

Lo cierto es que, según este estudio, aquellas personas con un IMC superior a 30 (que ya tendrían la consideración de obesidad) solían dormir menos que el resto de los examinados que sí que mantendrían un peso saludable.

Cabe recordar que el Índice de Masa Corporal (IMC) es una fórmula que nos permite establecer una relación entre el peso y la altura de una persona. Así, aplicándola, conseguimos saber si alguien presenta sobrepeso y, en caso afirmativo, qué grado de obesidad tiene. En concreto, hablamos de tres niveles: una obesidad de grado 1 de bajo riesgo (cuya puntuación del IMC oscila entre 24 y 30 en el caso de las mujeres, mientras que los hombres se encontrarían entre 25 y 30), obesidad de grado 2 con un riesgo moderado (IMC tanto en hombres como mujeres que fluctúa entre 30 y 40) y obesidad de grado 3 que tendría el rango de severo (en ambos sexos se situaría en valores superiores a 40).

El citado estudio también subraya el hecho de que estas personas noctámbulas suelen comer hasta tarde y ello va en detrimento de su ritmo circadiano que se vería alterado. Ya sabemos por otras tantas investigaciones semejantes que los alimentos no se metabolizan de manera tan eficaz a partir de las 20:00h. y ello redunda en una acumulación de grasa.

De la noche a la mañana, más delgados

Además, y aunque parezca paradójico, durante el sueño se quema energía. Normalmente, una persona quema alrededor de una caloría por cada kilo de peso tras una hora de sueño. Podemos ilustrarlo mejor si tomamos como referencia a un sujeto de 70 kilos que se desharía de cerca de 63 calorías en una hora. Si esta cifra la multiplicamos por las ocho que normalmente duerme una persona, nos topamos con que nos habremos desprendido de unas 500 calorías de la noche a la mañana (nunca mejor dicho).

Por este motivo, casi todos nos observamos más delgados nada más despertarnos al día siguiente. Sin duda, este es el momento propicio para consultar la báscula para que nos alegre el día. Dicho todo esto, parece evidente que dormir largo y tendido nos mejora el tipo.