Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Universidad

Estudiantes de la UPO y la US unen fuerzas en contra de los recortes de la Junta

  • Alumnos de ambas universidades se manifiestan en la Plaza de la Encarnación y denuncian la intención de la Junta de "desarticular" el sistema universitario público andaluz. 

Manifestación de los estudiantes en Sevilla / Juan Carlos Vázquez

Estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide y de la Universidad de Sevilla se han manifestado de forma conjunta este miércoles en la Plaza de la Encarnación para protestar por los "duros" recortes presupuestarios que sufre el sistema universitario público andaluz por parte de la Junta de Andalucía.

El presupuesto de 2019 para las universidades públicas andaluzas aprobado por el ejecutivo andaluz ha sufrido un recorte de más de 30 millones de euros, especialmente en la partida de investigación, y el anteproyecto del presupuesto de 2020 no es mejor. Este recorte ha impedido a las universidades mantener o mejorar sus infraestructuras, y ha dificultado la puesta en marcha de medidas para lograr la estabilidad laboral de personal docente, investigador y administrativo, así como nuevas contrataciones, según han denunciado los estudiantes.

Ante la imposibilidad de hacer frente a gastos básicos, la Junta ha autorizado a las universidades andaluzas públicas a utilizar un total de 40 millones de euros procedente de los remanentes no afectados, obligando a las instituciones académicas a incurrir en un déficit autorizado y controlado.

"El consejero de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad, Rogelio Velasco pretende, en lugar de continuar pagando el servicio público que supone la educación superior, que las universidades públicas comiencen a sufragar sus necesidades más básicas, haciendo uso de los remanentes (ahorros) que llevan años acumulando", han señalado desde la Coordinadora Estudiantil Sevillana, formada por el Movimiento de Acción Estudiantil (MAE), En Marcha Juventud, el Consejo de Estudiantes de la UPO, el Consejo de Alumnos de la US y Asamblea de Estudiantes de Triana Pública (EATP). "A parte de condicionar la resolución de los problemas estructurales de las universidades a una cantidad variable, se busca poco a poco acabar con el colchón de remanentes de cada universidad".

"El uso de los remanentes supone una situación de inseguridad e insostenibilidad en vistas al próximo curso económico. En otras palabras: los remanentes actuales permiten que este año se salga adelante, pero no es viable sujetar el pago de gastos estructurales (nóminas, luz, agua) a unos ahorros que varían cadacurso y que no dejan de ser limitados, de forma que no permiten una previsión de uso a largo plazo", ha explicado Balma Laseo, delegada general de Estudiantes de la UPO, durante la manifestación, en la que se podían ver pancartas con mensajes como "Avisos a estudiantes, nos quieren ignorantes" o "No más recortes en la Universidad".

Para la Coordinadora Estudiantil Sevillana, los nuevos presupuestos suponen "uno de los primeros pasos hacia la desarticulación del sistema universitario público andaluz, ya que las universidades que poseen menos estudiantes, profesorado y presupuesto irán languideciendo poco a poco hasta desaparecer o, en el mejor de los casos, convertirse en campus de otras universidades más grandes.

Los universitarios también consideran que estos recortes suponen "una disgregación entre las universidades andaluzas que castiga a las más pequeñas mediante criterios desproporcionados".

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ya comunicó a este periódico recientemente su preocupación por la situación, advirtiendo de las dificultades que tiene la institución económica para hacer frente a gastos básicos, como las nóminas y las facturas de la luz. Asimismo, durante la presentación anual del informe de gobierno, Castro anunció que la universidad cerraría este año con pérdidas.

"Las mayores perjudicadas son las universidades más pequeñas, como la UPO o la Universidad de Huelva", ha comentado Balma Laseo, delegada general de Estudiantes de la UPO. "Además, la Junta no para de soltar perlas como la intención de fusionar universidades o cerrar grados. No nos preocupa el cierre de la UPO porque eso es algo que no vamos a permitir, pero sí nos preocupa que la situación continúe igual".

Para poder participar en la manifestación, los alumnos de la UPO han convocado para este miércoles una jornada de huelga, en la que han participado "un gran número de estudiantes".

En el caso de la Universidad de Sevilla, sólo los estudiantes de la Facultad de Matemáticas han convocado de manera oficial una Asamblea, que ha supuesto la suspensión de parte de las clases. 

Balma Laseo ha asegurado que, "si no hay respuesta por parte de la Junta y la situación continúa igual, se convocarán nuevas movilizaciones". En este sentido, el Sindicato de Estudiantes ha convocado dos asambleas para el el miércoles 20 de noviembre, una en la UPO y otra en la US.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios