Sevilla

El Francés, el veterano atracador que cayó en el robo a un bazar chino de Sevilla

  • Luis S. B., de 57 años, es un histórico delincuente sevillano que fue condenado por secuestrar a la familia de un representante de joyas

  • Su cuñado y cómplice, Alberto Ch. A., de la misma edad, ya cayó en enero por un robo en un bloque de apartamentos turísticos

Luis S. B., el Francés, en una foto de hace unos años. De fondo el bazar chino donde fue detenido. Luis S. B., el Francés, en una foto de hace unos años. De fondo el bazar chino donde fue detenido.

Luis S. B., el Francés, en una foto de hace unos años. De fondo el bazar chino donde fue detenido. / Víctor Rodríguez

En la película con la que Robert Redford se ha despedido del cine, El viejo y la pistola, se cuenta la historia real de un veterano atracador que va robando bancos por todo el país. Destacan de él la elegancia y la amabilidad en el trato a los empleados a los que aborda. Con menos porte, más barriga y menos arrugas, con una ropa mucho más casual y con unos modales que nada tienen que ver con los del protagonista de aquella historia, la vida de Luis S. B. podría llevar por título el mismo que el de la película. Su último golpe fue el atraco a un bazar chino de la calle Aceituno, en el centro de Sevilla, donde fue detenido por la Policía Local en compañía de otros dos delincuentes.

Apodado el Francés porque nació en París hace 57 años, Luis S. B. es un veterano atracador que lleva décadas delinquiendo en Sevilla. Originario del barrio de Las Letanías, en el año 1996 fue condenado a once años de cárcel por secuestrar a la familia de un representante de joyas para robarle. El robo ocurrió el 17 de marzo de 1995. El Francés, en compañía de otro delincuente, irrumpió en una vivienda de la avenida de la Cruz del Campo y retuvo a la la mujer del comercial, a sus hijos de 16 y 19 años, a la madre y a una empleada doméstica. 

Los amenazó con una escopeta recortada y con un estilete. Los atracadores lograron que la familia les abriese la puerta con la disculpa de entregar unas flores, momento en el que amenazaron al chico de 16 años colocándole el estilete en el cuello. A continuación reunieron a las cinco personas en una sala de la vivienda, les ataron las muñecas con cinta aislante y arrancaron el cable del teléfono para que no avisaran a la Policía ni pidieran ayuda.

Policías locales de Sevilla, en el bazar donde se produjo el atraco. Policías locales de Sevilla, en el bazar donde se produjo el atraco.

Policías locales de Sevilla, en el bazar donde se produjo el atraco. / Víctor Rodríguez

Después robaron objetos de diversas habitaciones. Se llevaron una cámara de vídeo y un monedero con 13.000 pesetas (unos 78 euros). Al considerar que no era dinero suficiente, empezaron a ponerse violentos. Golpearon a la madre del representante en la cara para que no les mirara. De esta forma consiguieron una pequeña caja fuerte con las alhajas de la familia y un muestrario de joyas del representante, valorado todo en unos nueve millones de pesetas (54.000 euros).

Tras cumplir su pena, volvió a atracar. Tiene varias detenciones en su historial por atracos con armas de fuego y sirlas, como se denominan en el argot policial a los robos con violencia a punta de navaja. Uno de sus golpes fue a un perista del Tiro de Línea, al que también asaltó en su domicilio. Algunos de los atracos los cometió con su novia, perteneciente a otra familia de delincuentes del Polígono Sur.

Material intervenido a los ladrones. Material intervenido a los ladrones.

Material intervenido a los ladrones. / Emergencias Sevilla

En el atraco al bazar chino de este martes le acompañaban otros dos veteranos delincuentes: su cuñado, Alberto Ch. A., de 57 años, y un toxicómano llamado Enrique C. F., de 61. Los tres irrumpieron armados con un revólver y cuchillos en el establecimiento, cerraron la puerta y maniataron al propietario. Iban encapuchados y uno de ellos llevaba una chaqueta oficial de la Guardia Civil.

Un repartidor que los vio llamó a la Policía. Una patrulla de la Policía Local, perteneciente a la comisaría del distrito Macarena, llegó rápidamente al lugar de los hechos, con los atracadores todavía en el interior de la tienda. Su sumaron más dotaciones que detuvieron a los tres veteranos delincuentes, que ya se habían apoderado de joyas, botellas de alcohol y prendas de ropa, entre otros objetos.

El Francés se montó en un patrullero y su cuñado y el otro cómplice viajaron en otro. El cuñado, Alberto Ch. A. ya conocía los asientos traseros de un vehículo de la Policía Local de Sevilla, que lo detuvo el pasado mes de enero cuando entró a robar, junto con otros tres individuos, en un bloque de apartamentos turísticos de la calle Zaragoza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios