Salud

Una mujer reclama ante el Hospital Macarena por el servicio de una ambulancia

  • Se queja de que tardó 9 horas en atender a su marido, enfermo de epoc y con fractura de vértebra, y de que el traslado se hizo bajo la lluvia y el frío 

Instalaciones de Ambulancias Tenorio en el Polígono El Pino. Instalaciones de Ambulancias Tenorio en el Polígono El Pino.

Instalaciones de Ambulancias Tenorio en el Polígono El Pino. / Juan Carlos Vázquez

La esposa de un enfermo severo –grado 4– de epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) que fue ingresado por rotura de vértebra ha puesto una reclamación en el Hospital Virgen Macarena por el servicio de ambulancia que trasladó a su marido (Francisco G. S.) a su casa tras ser dado de alta hospitalaria el pasado 23 de enero.

Ambulancias Tenorio no ha respondido a la petición de ofrecer su versión de los hechos

Según Aurelia R., la ambulancia Tenorio tardó más de nueve horas en llevar a su esposo al domilicio: el aviso se dio a las 13.10 de la tarde y hasta las 22.30 de la noche no llegó en camilla a la puerta del domicilio.

En la queja (número 24), interpuesta el pasado 3 de febrero, la mujer explica que después de varias horas de espera reclamando una ambulancia y recibiendo como respuesta que no había ninguna disponible, esta se presentó en el domicilio a las 22:30 de la noche con un único conductor que traía a su marido en camilla.

El conductor pidió a la señora que le ayudara a trasladar al paciente de la camilla a la silla de ruedas. Aurelia no aceptó y le respondió que, dada la lluvia y el frío que hacía esa noche, prefería que llevara la camilla al portal del bloque y allí, resguardados, podían pedir ayuda para pasar al marido a la silla de ruedas. Según la mujer, el conductor no aceptó.

“Yo le pedí, por favor, que lo entrará en el portal ya que ese día hacia frío y llovía. Él me dijo que yo no tenía que decirle cómo tenía que hacer su trabajo y, con muy malos modos, como no quise ayudar, se lo quería lleva otra vez al Hospital. Yo me negué. Esperamos a que pasara alguien. Y todo esto en la calle y con el frío. Aparte de la fractura de la vértebra, y (de) una enfermedad de pulmón, el trato de este señor deja mucho que desear, ya que para mí no fue un profesional como él decía”, se queja Aurelia.

La empresa Ambulancias Tenorio no ha respondido a la petición de este periódico de que ofreciera su versión de los hechos.

Desde la dirección del Hospital Virgen Macarena se rechaza dar datos de la respuesta oficial a esta queja y sólo se asegura que “el conductor de la ambulancia ofreció varias alternativas de solución” al problema que, según la señora, presentaba llevar al marido de la camilla a la silla de ruedas, “las cuales rechazó”. El Hospital no alude a la lluvia y al frío que hacía ese día, según Aurelia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios