Sevilla

El PP critica el Plan del Arbolado de Espadas: "Elimina naranjos para evitar fracasar en su recogida"

  • Beltrán Pérez considera que la medida "es un atentado al alma de la ciudad" 

  • Atribuye a la "incapacidad" del alcalde la suciedad de las calles

Beltrán Pérez Beltrán Pérez

Beltrán Pérez / Antonio Pizarro (Sevilla)

El portavoz del Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, ha lamentado este sábado que el nuevo Plan Director del Arbolado presentado por el alcalde, el socialista Juan Espadas, contemple la "eliminación de plantaciones de naranjos" bajo la premisa de "diversificar" la vegetación de la ciudad, dado que, a juicio del PP, se hace para "evitar su fracaso anual en la recogida".

Pérez ha criticado que "es un atentado al alma de la ciudad plantear que Sevilla deje de contar con naranjos en sus calles". "Las ciudades se reconocen en sus paisajes y en los valores autóctonos que atesoran y que un alcalde, si quiera, se le pase por la cabeza modificar la identidad que nos distingue desde el periodo árabe dice mucho de los alejado que está él y sus políticas de la ciudad".

En opinión del popular, los motivos por los que Espadas plantea la eliminación de naranjos es por los "profundos problemas que le genera la campaña de recogida de la naranja amarga y que, por su nefasta planificación en los últimos años, acaba contribuyendo al estado de suciedad de las calles".

"Si las calles de Sevilla amanecen cada día con naranjas esparcidas por el suelo porque no se recogen a tiempo, la culpa la tiene Espadas, y no el naranjo. Si las naranjas que hay en el suelo no las limpia Lipassam y se acaban pudriendo generando mayor grado de suciedad, la culpa la tiene Espadas, y no las naranjas", ha ironizado.

En este sentido, se ha preguntado si "no será que el alcalde quiere quitarse de un plumazo los problemas que le genera no recoger las naranjas a tiempo y, a su vez, la suciedad que se acumula en las calles fruto de esa incapacidad".

"Esta propuesta es el colofón a cuatro años nefastos de gestión del arbolado y no es más que los delirios de un alcalde que, cada vez pasa menos tiempo en la ciudad y que está deseando salir de ella cuanto antes", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios