Sevilla

El PP reconoce la labor de entidades y familias de acogida y reclama un estatuto para ellas

  • El estatuto de familias acogedoras es necesario para agilizar los recursos sanitarios y educativos que garanticen el acogimiento

Un momento de la visita del PP a la vivienda de acogida de 'Abrázame'. Un momento de la visita del PP a la vivienda de acogida de 'Abrázame'.

Un momento de la visita del PP a la vivienda de acogida de 'Abrázame'. / PP (Sevilla)

El PP ha visitado este martes en Sevilla una vivienda de menores de la Asociación de Familias de Acogida Abrázame y reclamó “la necesidad de aprobación de un Estatuto de Familias Acogedoras para que se puedan agilizar los recursos sanitarios y educativos de los que disponen para garantizar el acogimiento”, en palabras de Ana Mestre, parlamentaria y vicesecretaria de Sociedad del Bienestar del PP andaluz.

En estas viviendas viven niños y jóvenes extutelados de la Junta de Andalucía. El PP demanda igualmente que “se resuelvan los expedientes de los menores acogidos en el plazo de seis meses que establece la ley”, en palabras de la presidenta del PP de Sevilla Virginia Pérez.

La tercera reclamación del PP ha sido pedir a todas las administraciones públicas “una mayor implicación con entidades como la Asociación Abrázame para poder garantizar un futuro a los menores acogidos”, dijo José Luis García, vicesecretario del PP de Sevilla. Esta entidad también representa a muchas familias sevillanas que llevan a cabo la gran labor de acoger a menores.

Mestre felicitó a esta asociación “por la valentía y el compromiso que tiene con los menores y con los jóvenes que son más vulnerables y más necesidades presentan ante una sociedad que muchas ocasiones les da la espalda. Estas familias son un clara muestra de la necesidad de que se incremente los recursos de la administración autonómica para la protección de estos menores”.

Virginia Pérez denunció que “los niños pueden llegar a permanecer en familias de acogida hasta dos años o ser devueltos a un centro de menores, un extremo durísimo para estas familias pero sobre todo para estos niños que se ven doblemente abandonados”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios