Sevilla

Padres de niños con fibrosis quística piden "soluciones" para poder retomar la vuelta al colegio

  • Reducir las ratios, acondicionar las aulas y la posibilidad de contar con una persona responsable del cumplimiento de las medidas de seguridad son algunas de las propuestas que hacen a las administraciones

Un menor accede a un centro educativo de la capital. Un menor accede a un centro educativo de la capital.

Un menor accede a un centro educativo de la capital. / Juan Carlos Vázquez

Pertenecen a uno de los colectivos oficialmente exentos de ir a clase en tiempos del coronavirus. No obstante, los padres de menores con fibrosis quística exigen "soluciones" a las autoridades competentes para  poder retomar "con garantías" la vuelta al colegio de sus hijos y no ver cómo "se para una normalización de la enfermedad" ya conseguida y que la pandemia del Covid-19 ha vuelto ha poner en evidencia.

Isabel Sánchez es vocal de la Asociación Andaluza de Fibrosis Quística y madre de una de las menores afectadas por esta enfermedad de apenas tres años. En nombre de todas las familias andaluzas en las que viven niños que sufren esta patología, Sánchez relata el "calvario" vivido en las últimas semanas, sin que por el momento hayan obtenido soluciones reales.

"Tenía decidido desde julio que no llevaría a mi hija al colegio porque no veo claro que se cumplen las medidas necesarias ni que se den garantías suficientes, pero me he encontrado con muchos obstáculos para poder asegurar la educación tanto de mi hija con fibrosis quística como de la otra, sin ninguna patología", afirma.

Esta madre no entiende cómo está avalada la ausencia de su hija enferma y no la de su hermana, por la que asegura ya le han avisado de que, en caso de no llevarla al colegio podría dar lugar a la apertura de un protocolo de absentismo. "Es absurdo que no expongas a uno y que tengas que exponer al otro", manifiesta. En esa lucha, Sánchez manifiesta que, una semana después del inicio del curso escolar, ha logrado cerrar un acuerdo con la dirección de su colegio para que la menor diagnosticada de fibrosis quística pueda acceder a una atención educativa domiciliaria, pero que al pertenecer a una etapa no obligatoria podría ser denegada.

En nombre de la Asociación Andaluza de Fibrosis Quística, Isabel Sánchez pide a las administraciones que, a fin de poder normalizar la vuelta al colegio de los menores diagnosticados de esta enfermedad respiratoria y especialmente vulnerables al coronavirus, "se reduzcan las ratios, que las aulas estén acondicionadas y ventiladas, que sea obligatorio el uso de mascarillas desde los tres años, el apoyo a los docentes y la posibilidad de poder contar con una persona en las aulas responsable de velar por el cumplimiento de las medidas de seguridad".  

"Que las autoridades reconozcan que mi hijo no tiene que adaptarse al sistema educativo sino que es el sistema educativo el que tiene que adaptarse a las necesidades de mi hijo", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios