medio ambiente

Artillería pesada contra las cotorras

  • El Consistorio pondrá en marcha antes de 2019 un plan para el control de especies exóticas invasoras

El edil Juan Manuel Flores informa sobre Plan integral de Control sobre especies exóticas invasoras. El edil Juan Manuel Flores informa sobre Plan integral de Control sobre especies exóticas invasoras.

El edil Juan Manuel Flores informa sobre Plan integral de Control sobre especies exóticas invasoras. / Belén Vargas

El Ayuntamiento saca toda su artillería contra las cotorras, una especie de ave exótica que se extiende sin control por la ciudad desde hace tiempo y que se ha convertido en un auténtico problema, no sólo por el ruido que generan, sino también para la supervivencia de especies autóctonas como el cernícalo primilla y el murciélago nóctulo mayor.

Tras un año analizando la situación y estudiando las medidas puestas en marcha en otras ciudades afectadas, como Málaga o Barcelona, la delegación de Bienestar Social y Empleo ha impulsado un plan integral para el control de especies exóticas invasoras, en especial las cotorras de Kramer y Argentina, y el fomento de las aves autóctonas, que este lunes por la tarde fue presentado al Consejo Municipal de Protección y Bienestar Animal para su evaluación.

En Sevilla hay en torno a 3.000 ejemplares de cotorras de Kramer y unas 900 cotorras argentinas, según datos propios del Ayuntamiento de Sevilla. El centro, en especial la Catedral y los alrededores, el Parque de María Luisa, el Monasterio de la Cartuja y la muralla de la Macarena son las zonas más afectadas por estas especies.

"Hace ya más de un año que detectamos la necesidad de intervenir ante el problema generado por la proliferación de las cotorras. Es una realidad que está afectando en mayor o menor medida a todas las grandes capitales españolas y a las que tenemos que hacer frente", señaló este lunes el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.

El plan, en cuya elaboración han participado especialistas como Enrique Figueroa, catedrático de Ecología y Biología Vegetal de la Universidad de Sevilla; Martina Carrete, profesora de la Universidad Pablo de Olavide del departamento de Sistemas Físicos, Químicos y Naturales, y José Luis Tella, profesor de Investigación de la Estación Biológica de Doñana, se llevará a cabo en un primer momento en el Parque de María Luisa antes de que finalice 2018. Si los resultados durante el primer año son positivos, el plan se repetirá en otras zonas de la ciudad.

El Ayuntamiento ha descartado el uso del disparo con carabina. Por el contrario, se apuesta por la captura en vivo, como jaulas trampa y lanza de redes, la introducción de aves rapaces, como el halcón peregrino, para realizar un control biológico, la esterilización de huevos, la modificación de los espacios de anidamiento y la limitación de los recursos alimenticios. Una batería de medidas que dificultará la reproducción y desarrollo de estas aves exóticas.

Un ejemplar de cotorra. Un ejemplar de cotorra.

Un ejemplar de cotorra.

También se llevarán a cabo acciones para potenciar y proteger las especies autóctonas, que básicamente se centran en proporcionar una serie de refugios artificiales al nóctulo mayor, al cernícalo primilla y a diferentes aves insectívoras en general, al mismo tiempo que se le facilitará el acceso a recursos alimenticios con la colocación de comederos que faciliten la supervivencia de estas aves en época de escasez de recursos. Esta medida ya se está empezando a desarrollar en el Parque de María Luisa a través del área de Parques y Jardines.

Previamente a la puesta en funcionamiento de este plan, se realizará un estudio sanitario de la población de cotorras, de ambas especies, en el entorno del Parque, y se identificarán cuáles son los recursos de los que se abastece esta especie y se propondrán medidas de reducción de éstos sin que se vean afectadas otras especies.

El plan también incluye campañas y acciones de divulgación e información para que la ciudadanía tome conciencia de los efectos y daños que provoca el crecimiento descontrolado de una especie exótica invasora, y evite adquirirlas y soltarlas cuando se cansen de tenerlas como animales domésticos en casa."Hemos trabajado en un plan integral que va mucho más allá de una acción de choque. Tenemos que ir fase a fase avanzando para conseguir unos resultados a medio y largo plazo hasta conseguir un nivel poblacional de estas especies invasoras aceptable, que no comprometa a otras especies animales ni vegetales", comentó Juan Manuel Flores, que anunció que el proyecto saldrá a licitación en breve con un presupuesto de 350.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios