Sevilla

El Pleno de Mercasevilla acaba con graves insultos a los ediles del PP

  • Un grupo de trabajadores, en presencia de Torrijos, le grita a Beltrán Pérez: "A ver si se te muere una hija"

El Pleno de Mercasevilla acaba con graves insultos a los ediles del PP

 Un grupo de trabajadores, en presencia de Torrijos, le grita a Beltrán Pérez: "A ver si se  te muere una hija"

Un Pleno que se preveía tenso y que acabó con insultos. Varios ediles del PP recibieron graves descalificaciones a la salida de la sesión en la que se aprobó -con el apoyo de la bancada popular y con los votos en contra del PSOE e IU- la ampliación de capital en Mercasevilla (sociedad de participación municipal) para un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará, como mínimo, a un centenar de trabajadores de los 198 que componen actualmente la plantilla. Para adoptar esta medida se requiere de una modificación presupuestaria de 3.086.154 euros para sufragar los despidos. Dicha cantidad procede del fondo de contigencia de los Presupuestos Generales del Ayuntamiento.

El gobierno municipal, a través del delegado de Economía y Empleo, Gregorio Serrano, explicó que el nuevo expediente obedece a los dictámenes de la Unión Europea ante un posible caso de monopolio en los servicios que presta el mercado central de abastos en su lonja de pescado, por lo que se apremia a su liberalización. PSOE e IU ponen en duda este extremo y exigieron ayer al equipo de Zoido que analice otras alternativas antes de optar por el despido de empleados.

Para el portavoz socialista, Juan Espadas, el ERE de Mercasevilla se suma a los despidos originados tras las disoluciones de Giralda TV y Sevilla Global, de ahí que calificara a Zoido -en alusión a la entrevista concedida a este periódico el pasado domingo- como el alcalde "del desempleo". Para los representantes de IU, Antonio Rodrigo Torrijos y Josefa Medrano, el expediente parte de una "falsa premisa" y con él se trata de "agradecer" a los mayoristas de pescado los "favores" recibidos cuando el PP estuvo en la oposición. A este intercambio de "favores" se refirió también en declaraciones posteriores el presidente del comité de empresa, Rafael Domínguez, quien aludió a que dicho colectivo fue el que facilitó a los populares la foto de la "mariscada" de Torrijos y el ex director de Mercasevilla, Fernando Mellet. Domínguez adelantó que el comité emprenderá una "batalla judicial" para intentar frenar el ERE.

El Pleno tuvo momentos de gran tensión, sobre todo cuando se aludió a los "sobresueldos" de Zoido -con réplica del concejal Serrano recordando las dietas que Monteseirín y Torrijos cobraban en el anterior mandato a través de las empresas municipales- y a la última sentencia del TSJA que declara nulos los despidos de Sevilla Global. El delegado de Empleo también acusó a IU de haber expulsado en 2010 al edil Beltrán Pérez del consejo de administración de Mercasevilla. Una afirmación que fue contestada por uno de los trabajadores del mercado que se encontraba en la sala con el exabrupto: "por perro". Landa llamó la atención a todos los presentes en esa y otras ocasiones, incluso a los concejales populares. De poco sirvió. Durante la votación -realizada a mano alzada, ya que la megafonía y el sistema eléctrónico no funcinaban correctamente- los empleados asistentes a la sesión se levantaron, exhibieron pancartas contra Zoido y proliferaron la consigna: "Mercasevilla no se privatiza" mientras lo expulsaban de la Casa Consistorial.

La mayor tensión, sin duda, se produjo después, cuando un grupo de 40 trabajadores se concentraron en la Plaza Nueva insultando a los concejales del PP que salían del Ayuntamiento. El que recibió uno de los mayores improperios fue el concejal Beltrán Pérez, al que junto a su esposa, la también edil popular Evelia Rincón, le gritaron: "A ver si se te muere una hija". A lo que siguió: "Y al que está arriba [por Zoido] también. ¡Qué sufran!" En ese momento hablaban con los empleados los ediles de IU Antonio Rodrigo Torrijos y Josefa Medrano, que no alteraron en ningún momento su charla pese al ataque.

La delegada de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, también fue víctima de descalificaciones de contenido sexual y gesticulaciones obscenas. En aquel momento los ediles de IU ya no se encontraban en la escena.

Este grupo de trabajadores acudió después al bar El Portón, donde desayunaban varios ediles del PP. Algunos de ellos entraron en el establecimiento y otros se quedaron fuera mientras continuaban con los insultos al equipo de gobierno, lo que obligó a varios agentes de la Policía Local a actuar en la zona y a acompañar a los concejales hasta el Ayuntamiento mientras que los empleados seguían gritando consignas contra la privatización. Un furgón policial se desplazó a Plaza Nueva y se formó un cordón policial ante el temor de que los ataques se agravaran.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios