Sevilla

La Policía Local de Sevilla denuncia al conductor de un patinete eléctrico por ir ebrio

Control de alcoholemia durante la madrugada de este domingo.

Control de alcoholemia durante la madrugada de este domingo. / Emergencias Sevilla

La Policía Local de Sevilla interceptó la madrugada de este domingo al conductor de un patinete eléctrico (VPM), que duplicaba la tasa de alcoholemia permitida. El usuario del patinete fue sometido a un control de alcoholemia y dio como resultado una tasa de 0,64 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, lo que supone más del doble de lo permitido para circular a los mandos de un vehículo, según informó Emergencias Sevilla.

La cantidad máxima de alcohol permitida para conducir es de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. A partir de 0,60 se considera ya un delito contra la seguridad vial. En el caso de los patinetes, los usuarios están exentos de la retirada de puntos del carné (no siempre el conductor de un VPM tiene por qué tener el permiso de conducir), pero se enfrentan a fuertes sanciones económicas por conducir bajo los efectos del alcohol. 

Las multas que contempla la Ley de Tráfico son de 500 euros en el caso de alcoholemia positiva y pueden ascender a los 1.000 en el supuesto de que también se detectaran drogas. Como el resto de conductores, los usuarios de los patinetes eléctricos están obligados a someterse a las pruebas de alcoholemia. En el caso de que den positivo, la Policía puede inmovilizarles el vehículo. 

Durante la madrugada de este domingo, la Policía Local de Sevilla ha realizado 142 pruebas de alcoholemia en diferentes puntos de la ciudad. Uno de los controles se estableció en la avenida de Kansas City, muy cerca de la estación de Santa Justa. Duranta la noche anterior, se realizaron 90 pruebas, con tres positivos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios