Sevilla

La Policía Local de Sevilla se refuerza tras casi una década sin incorporaciones

  • El Ayuntamiento presenta a los 31 nuevos agentes, que se destinarán a las unidades de barrio

  • Desde 2013 sólo habían llegado a la ciudad nueve policías, el pasado verano

  • Los refuerzos no tienen todavía equipos de transmisiones personales y sólo hay siete emisoras

Los nuevos policías locales, este jueves en la Jefatura de la Ranilla. Los nuevos policías locales, este jueves en la Jefatura de la Ranilla.

Los nuevos policías locales, este jueves en la Jefatura de la Ranilla. / Juan Carlos Vázquez

El Ayuntamiento de Sevilla incorporó por fin este jueves a los 31 nuevos agentes de la Policía Local que irán destinados al trabajo en los barrios. Lo hizo con un acto celebrado en la Jefatura del cuerpo, en la Ranilla, presidido por el alcalde, Juan Espadas, y el delegado de Gobernación. Estos 31 policías se suman a los nueve del turno de movilidad, es decir, procedentes de otros municipios, que ya se incorporaron el pasado verano.

Estos cuarenta agentes suponen el primer gran refuerzo que llega a la Policía Local de Sevilla en los últimos ocho años, desde que en julio de 2013 tomaron posesión los funcionarios que entraron en dos promociones que fueron convocadas mucho antes, en la época de Alfredo Sánchez Monteseirín como alcalde. 

Los que se incorporaron este jueves son agentes que entraron por concurso oposición. Ya eran policías en otras plantillas pero no tenían antigüedad suficiente para entrar por el turno de movilidad. Faltan por llegar otros 22 agentes que sí son ya los recién salidos de la academia, los yogurines, como se les llama en el argot policial. Se incorporarán a principios del mes de marzo.

Los policías forman en la Ranilla. Los policías forman en la Ranilla.

Los policías forman en la Ranilla. / Juan Carlos Vázquez

En total, serán 62 los policías locales con los que se refuerce una plantilla que atraviesa un importante déficit de agentes, que está cifrado actualmente en torno a unos 350 funcionarios. Es un refuerzo bienvenido pero insuficiente, que apenas sirve para compensar las jubilaciones. El Ayuntamiento de Sevilla ha tardado una década (primero con Juan Ignacio Zoido, que no convocó ninguna plaza, y después con Espadas, que comenzó a convocarlas al final de su primer mandato) para reforzar un poco una plantilla que, hasta antes de la pandemia, tenía que ir tirando cada vez más de productividades.

A los nuevos agentes, además, no se les ha dotado de emisoras portátiles, como se encargó de recordar el sindicato mayoritario, el Sppme. Sólo hay siete equipos disponibles para 31 policías. "Será que cuatro años son pocos" para comprar este material, ironiza el sindicato, que propone que los agentes practiquen el juego de la silla para ver cuál de ellos se hace con algún equipo de transmisiones.

Eso sí, con la presentación de estos policías el Consistorio lanza un mensaje de refuerzo operativo en los barrios, donde más falta hace la presencia policial tras las numerosas quejas recibidas en las últimas semanas porque no se atienden llamadas por botellonas, fiestas o reuniones vecinales.

El alcalde, Juan Espadas, durante la toma de posesión de los policías. El alcalde, Juan Espadas, durante la toma de posesión de los policías.

El alcalde, Juan Espadas, durante la toma de posesión de los policías. / Juan Carlos Vázquez

"Estamos acelerando todos los procesos para reforzar la Policía Local y específicamente las unidades de policía de barrio como un servicio previsto en la RPT que aprobamos en 2017 y que debe incrementar la presencia y la proximidad de los agentes en las zonas en las que están asignados", explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien destacó la apuesta municipal por el refuerzo de la plantilla después de que entre 2011 y 2015 no se convocara ninguna nueva plaza.

El alcalde destacó además que los avances en la policía de barrio se enmarcan en los acuerdos suscritos con el grupo político Ciudadanos cuyo portavoz, Álvaro Pimentel, asistió al acto de toma de posesión celebrado en la Jefatura de Policía de Ranilla. También sacó pecho Pimentel, que dijo que "la implantación de la Policía de barrio salda una deuda histórica del Ayuntamiento con los vecinos de Sevilla".

Por su parte, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, que ha hecho de la Policía Local uno de sus caballos de batalla políticos en los últimos meses, lamentó que nadie lo invitara al acto y en él sí estuviera el representante de Ciudadanos. "Consideramos que, por la importancia del evento y dada la condición de principal grupo de la oposición que ostenta el PP, constituye una considerable falta de atención y respeto el hecho de no haber sido invitados a dicho acto", denunció Pérez, que criticó que el alcalde convoque los actos institucionales según sus intereses políticos.

Distribución por barrios

El gobierno local recordó que en este primer trimestre del año entrarán nueve futuros policías locales en la Academia, y durante el año se resolverá la convocatoria de 91 plazas que está en marcha. El objetivo es aprobar en las próximas semanas una nueva convocatoria para más de un centenar de nuevos agentes, de forma que el mandato concluya con unas 300 plazas convocadas. 

Todas estas incorporaciones tendrán como prioridad las unidades de policía de barrio. De hecho, los 31 agentes que se incorporan serán asignados a estos servicios. Para ello, se ha hecho una distribución de la ciudad en cuatro zonas con el objetivo de que en cada una de ellas haya al menos 84 agentes destinados a las unidades de policía de barrio. Con el objetivo de alcanzar este equilibrio, dice el Ayuntamiento, de las nuevas incorporaciones 17 van destinados a la demarcación Norte (distritos Macarena, Norte y San Pablo); 10 a la demarcación Este (Este-Alcosa-Torreblanca y Cerro Amate) y 4 a la demarcación sur (Sur, Bellavista La Palmera y Nervión).

Conforme se vayan produciendo incorporaciones se irán sumando a las cuatro demarcaciones en las que se han dividido los distritos policiales hasta alcanzar el objetivo a lo largo de este año de llegar a casi un centenar de agentes asignados a cada una de las cuatro áreas en las que se dividen organizativamente las unidades de policía de barrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios