Sevilla

El Ayuntamiento insiste en crear las unidades de Policía ciclista, de turismo y asuntos internos

  • Cabrera asegura que el "avance" del documento sobre la nueva relación de puestos de trabajo en el Cuerpo ya está ultimado.

  • Combatirá los problemas del taxi en el aeropuerto con una unidad específica y una "parada con barrera" para vehículos concertados.

El concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, en rueda de prensa. El concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, en rueda de prensa.

El concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, en rueda de prensa. / Belén Vargas

El concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha defendido este miércoles que la nueva relación de puestos de trabajo (RPT) de la Policía Local, cuyo documento de "avance" está ya ultimado, comprende la creación de "nuevas unidades" como la ciclista, la "policía turística" o una unidad de "asuntos internos" para aspectos "disciplinarios", pero sin funciones de policía judicial.

En rueda de prensa, Juan Carlos Cabrera ha informado de que el Gobierno local socialista prevé "presentar" esta semana el documento de "avance" de la nueva relación de puestos de trabajo de la Policía Local, al objeto de comenzar a "negociar" dicho aspecto con los sindicatos.

La nueva relación de puestos de trabajo de la Policía Local, según ha defendido, conforma el cuerpo en función de unos criterios de "proximidad", con una "policía de barrio" y "nuevas unidades", como la demandada unidad ciclista, -que este mismo martes reclamaban el Sindicato de la Policía Local de Sevilla (SPLS) y la asociación de ciclistas A Contramano-, un grupo de policía "turística" para las actividades y entornos relacionados con dicho sector, una unidad "específica" para el aeropuerto de San Pablo y la estación de trenes de Santa Justa que atenderá entre otros aspectos las problemáticas relativas a las paradas de taxis de tales espacios y la figura del "agente tutor", en "conexión" con los centros educativos de los distritos.

La nueva RPT, según Juan Carlos Cabrera, recogerá entre otros aspectos el grupo Diana de la Policía Local, especializado en situaciones de violencia de género, e incluirá una unidad de "asuntos internos" para el tratamiento de aspectos "disciplinarios".

No obstante, Cabrera ha diferenciado dicha futura unidad de "asuntos internos" del desaparecido Grupo Especial de la Policía Local (Gepol). El concejal, en ese sentido, ha expuesto que la RPT de la Policía Local no puede incluir una unidad como el Gepol como tal, porque se trataría de un concepto unido al de "policía judicial" y la Policía Local sólo puede realizar funciones de policía judicial cuando así lo ordene o lo requiera la autoridad judicial. El Gepol, según ha recordado, "nunca estuvo en la RPT".

Al respecto, un informe de 2015 de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones del Ayuntamiento hispalense, el entonces presidente de dicho organismo, el controvertido José Barranca, avisaba del "acoso y derribo" sufrido por los miembros de la Gepol, al tratarse de "un grupo que molesta evidentemente a los policías, a los sindicatos", en alusión al Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme), mayoritario en el cuerpo. Pesaría en ello, en ese sentido, el papel del extinto Gepol en la investigación por la presunta filtración de los contenidos de los exámenes en las dos convocatorias de empleo público promovidas en 2012 para cubrir puestos de la Policía Local. El asunto, como es sabido, motivó el procesamiento judicial de 45 personas, entre ellas 37 agentes de la Policía Local hispalense y el propio superintendente de la Policía Local, Juan José García.

Más agentes dedicados al transporte y el intrusismo

Juan Carlos Cabrera ha anunciado además que está promoviendo medidas contra el intrusismo en el sector del taxi y las "conductas irregulares y cobros abusivos" en dicha actividad, señalando aspectos como un refuerzo del Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI) de la Policía Local o la futura creación de una nueva unidad policial dedicada específicamente al aeropuerto de San Pablo y la estación ferroviaria de Santa Justa.

En rueda de prensa, Juan Carlos Cabrera ha abordado la conflictividad que sacude al sector del taxi, a cuenta de los episodios de intrusismo que sufren estos profesionales y los problemas surgidos entre los mismos a cuenta del funcionamiento de las paradas del aeropuerto de Sevilla y de la estación de trenes de Santa Justa. Mientras las asociaciones mayoritarias del sector no llegaron a celebrar las concentraciones promovidas en diciembre contra el "instrusismo" y la asociación Foro Taxi Libre prepara una concentración para el 13 de febrero contra el "intrusismo, las malas praxis en el servicio y la situación de violencia" que sufren muchos profesionales, Juan Carlos Cabrera ha defendido que el Gobierno municipal socialista tiene medidas en marcha en la materia.

En primer lugar, ha informado de que el Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI) de la Policía Local será ampliado de cuatro a "ocho agentes", asegurando que los policías locales redestinados ahora a estas labores están ya siendo "formados" para ello. Además, y dentro de las medidas promovidas para "combatir el intrusismo, las conductas irregulares o los cobros abusivos", Cabrera ha expuesto que la nueva relación de puestos de trabajo (RPT) de la Policía Local hispalense, que contará en pocos días con un primer documento de "avance", contempla al fin la creación de una unidad "específica" para el aeropuerto de San Pablo y la estación de trenes de Santa Justa, que atenderá las problemáticas relativas a las paradas de taxis de tales espacios.

Y para finales de febrero o comienzos de marzo, el concejal prevé reunirse con el director del aeropuerto de San Pablo, Jesús Caballero, al objeto de tratar con él la instalación de una "parada, con barrera y medidas de control", para vigilar el tránsito de "vehículos concertados" por el aeródromo hispalense, es decir sus "contratos, itinerarios y número de pasajeros", e impedir así episodios de intrusismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios