Sevilla

La Policía Nacional condecoró a un agente denunciado por maltratar a su mujer

  • El funcionario está destinado en la unidad especializada en la lucha contra la violencia machista y ha sido citado como investigado por un juzgado de Sevilla

Entrega de condecoraciones en la Plaza de San Francisco Entrega de condecoraciones en la Plaza de San Francisco

Entrega de condecoraciones en la Plaza de San Francisco / Belén Vargas

Comentarios 5

La Policía Nacional condecoró el pasado 2 de octubre a un agente especializado en la lucha contra la violencia de género que está siendo investigado por un juzgado de Sevilla precisamente por maltratar presuntamente a su mujer. En la denuncia se acusa al policía de malos tratos físicos y psicológicos.

La denuncia se presentó tres meses antes de la celebración del acto en el que el policía recibió la cruz al mérito policial con distintivo blanco, en un evento que se celebró al aire libre en la Plaza de San Francisco y en el que participaron cientos de policías nacionales y sus familiares.

Poco después de que recibiera la medalla, el funcionario fue citado a declarar en calidad de investigado por un juzgado de Violencia contra la Mujer de la capital andaluza. 

Este agente está destinado en la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM), el grupo que se dedica a luchar contra la violencia machista y a proteger a las mujeres maltratadas por sus parejas o ex parejas. Es la misma unidad que investiga las agresiones sexuales. De hecho, el policía recibió la condecoración por participar en una investigación en la que se detuvo a un violador.

El funcionario fue propuesto para ingresar en la orden del mérito policial a finales de mayo, cuando salió el listado provisional de agentes propuestos para las medallas de este 2018. El policía fue propuesto para esta distinción por sus jefes directos, la inspectora jefa de la UFAM y un inspector, precisamente los mismos que han investigado después la denuncia presentada contra él.

Estos jefes también fueron condecorados con la misma medalla y por el mismo hecho concreto, la detención de un violador. Uno de estos mandos ha sido citado a declarar como testigo en la causa abierta contra su subordinado porque supuestamente había tenido conocimiento de algunos hechos relacionados con la causa antes de la denuncia.

La investigación recayó en la UFAM, la misma unidad en la que el policía está destinado, a diferencia del protocolo habitual que sigue la Policía Nacional cuando un agente es denunciado por cualquier motivo, que marca que la investigación la lleve un grupo de Asuntos Internos, que en el caso de Sevilla ejerce la Unidad de Coordinación Operativa Territorial (UCOT).

En este caso, sin embargo, fueron sus propios compañeros de la misma unidad los que le tomaron declaración en calidad de "no detenido", según informaron a este periódico fuentes policiales. Lo hicieron, además, el mismo día en el que se presentó la denuncia, pese a que ésta se había interpuesto en otra comisaría distinta a donde tiene su sede la UFAM. El atestado policial se confeccionó y fue llevado al juzgado horas después de que se presentase la denuncia.

Pese al litigio judicial existente, la Jefatura mantuvo la entrega de la condecoración sin alterar nada, una forma de proceder que también resulta distinta a lo habitual cuando el policía en cuestión se encuentra denunciado o investigado por la Justicia.

De hecho, el reparto de medallas de este año generó una profunda indignación entre los policías nacionales, que se quejaron de la arbitrariedad de la Jefatura a la hora de reconocer a sus agentes. En algunos casos no se entregaron condecoraciones por encontrarse los policías a la espera de juicio de sus intervenciones o investigados en otras causas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios